FÚTBOL - Segunda B

Tres minutos fatídicos en Pasarón condenan al CD Guijuelo ante el Pontevedra (2-1)

Una acción del encuentro en Pasarón. /CDG
Una acción del encuentro en Pasarón. / CDG

El equipo chacinero perdió a Razvan por doble amarilla en el 82 y encajó el 2-1 en el 85 ante el conjunto gallego en su primera derrota tras ocho partidos

BRAIS ALONSO (OPTA)Pontevedra

Después de ocho jornadas sin perder, llegó la primera derrota del CDGuijuelo en dos meses. El conjunto charro, en un partido de pocas ocasiones y con un gol en propia puerta de cada equipo, acabó sucumbiendo en el tramo final del partido por un gol de un futbolista del filial pontevedrés. El equipo de Ángel Sánchez afrontó los últimos diez minutos del duelo con un jugador menos por expulsión de Razvan. Fueron tres minutos fatídicos para el CDGuijuelo, desde el 82 en el que vio la segunda amarilla el defensor rumano, hasta el 85 en el que Rivera marcó el definitivo 2-1. Con este resultado, el CDGuijuelo cae a la octava posición superado por el propio Pontevedra y se aleja a seis puntos del play-off de ascenso.

La primera parte fue de pocas ocasiones. Tras perdonar Álex González al Guijuelo en una ocasión clamorosa en la que recogió un centro solo dentro del área para enviar su disparo desviado, el equipo granate consiguió deshacer el empate en una jugada desafortunada para los visitantes. Romay puso un centro al área que Jesús Muñoz intentó desviar de cabeza, despistando a Felipe e introduciendo el balón en su propia portería.

Con el paso de los minutos el conjunto guijuelense consiguió nivelar las fuerzas en el medio del campo y devolver la igualdad en el juego, pero no se vieron cambios en el marcador debido a la falta de claridad en la zona de tres cuartos de campo por parte de los dos equipos.

La segunda parte siguió los derroteros de lo antes visto. Pocas ocasiones y nula chispa cerca del área. En ese calco que fueron los dos periodos, el gol del Guijuelo para hacer el empate tenía que llegar en el mismo minuto y de la misma forma. El cuadro salmantino empató con un tanto en propia puerta de Nacho López al intentar despejar un centro de Raúl Ruíz.

A partir de ahí, desierto. Entre bostezo y bostezo del público presente en Pasarón, se sucedieron los cambios de fichas sobre el terreno de juego y las acciones en el centro del campo carentes de profundidad.

Todo cambió a partir del minuto 82. El lateral rumano del Guijuelo Razvan vio la segunda tarjeta amarilla por una absurda patada junto a la línea de banda y el Pontevedra decidió arriesgar introduciendo más hombres de ataque en el terreno de juego. Luismi apostó por el delantero del filial José Rivera a falta de seis minutos para el final y el «Pichichi» del Pontevedra B respondió con un gol en el primer balón que tocó. Rivera mandó al fondo de la portería un buen centro de Borja Domínguez y llevó la euforia a Pasarón.

El partido no estaba ni mucho menos terminado aún. Álvaro Bustos pudo sentenciar en un mano a mano que adivinó Felipe y Pepe Carmona tuvo en el tiempo añadido la posibilidad de anotar el empate tras una buena jugada en la que acabó estrellando el balón en el lateral de la portería.