Tonucci afirma en Carbajosa que «el trabajo más importante que tienen que hacer los niños es jugar»

Consejo de Niños celebrado con motivo del décimo aniversario del proyecto. /WORD
Consejo de Niños celebrado con motivo del décimo aniversario del proyecto. / WORD

El ideólogo del proyecto Ciudad de los Niños participó ayer en el décimo aniversario de esta iniciativa en este municipio del alfoz salmantino

REDACCIÓN / WORDCARBAJOSA DE LA SAGRADA

Con un Consejo de Niños presidido por Francesco Tonucci, el Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada ponía ayer fin a los actos de celebración del décimo aniversario del proyecto Ciudad de los Niños en el municipio.

En este Consejo de Niños, los más pequeños presentaron al ideólogo del proyecto Ciudad de los Niños, Francesco Tonucci, algunas de las iniciativas puestas en marcha en estos diez años de proyecto educativo así como diferentes propuestas que han servido para mejorar el municipio.

Pero, además, este Consejo de Niños sirvió para que los más pequeños pudieran saciar su curiosidad sobre la vida y trabajo del ideólogo del proyecto Ciudad de los Niños, pensador y psicopedagogo.

En respuesta a las preguntas que los niños le fueron haciendo, Tonucci esbozó algunas de las ideas de este proyecto que también tiene una parte de utopía. «Una ciudad no llegará nunca a ser una ciudad de los niños, es como la utopía que definía Galeano, sirve para andar». («La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso sirve, para avanzar». Galeano).

De esta forma, Tonucci habló de sus orígenes, los de una familia humilde de posguerra donde los niños vivían, sobre todo, fuera de casa. De ahí que para este pedagogo el trabajo más importante que tienen que hacer los niños sea jugar. «Las tardes deberían ser de los niños y servir para encontrarse con amigos, jugar en compañía y en la calle». De ahí que Francesco Tonucci no sea partidario de los deberes ni del exceso de actividades extraescolares, según apuntó ayer en Carbajosa de la Sagrada.

A su experiencia personal también se debe su crítica constante a la escuela, «debe mejorar», y una prueba son sus viñetas. «Soy dibujante antes que cualquier otra cosa, los dibujos me sirven para expresarme y sobre todo para hacer crítica».

Trabajando en un tema sobre la soledad de los niños, Francesco Tonucci ideó el proyecto Ciudad de los Niños que nació con dos objetivos: promover la autonomía de los más pequeños (que los niños pudieran salir de casa ellos solos) y que participaran en la vida social a través de los consejos de niños. Dos objetivos en los que trabaja la Ciudad de los Niños de Carbajosa, que ha cumplido ya diez años.

Además del consejo, el Ayuntamiento celebró por la mañana una jornada técnica que fue presentada por el alcalde, Pedro Samuel Martín; la concejala de Educación, Águeda Arranz; los coordinadores del programa, Pedro Cenalmor y Alicia Sánchez; y la jefa de Cultura del Ayuntamiento, Pilar Sánchez.

Jornada en la que también participaron la directora del Colegio Pablo Picasso, María Ángeles Bueno; María Isabel Vicente Baz, jefa del área de Juventud de la Diputación; Francisco Blanco, director del Instituto de las Identidades de la institución provincial; junto a Francesco Tonucci.