La titularidad del Castro de Irueña ya es ‘guinaldesa’

La conocida como ‘Yegua de Irueña’, ya restauada/Amigos del Castro de Irueña
La conocida como ‘Yegua de Irueña’, ya restauada / Amigos del Castro de Irueña
FUENTEGUINALDO

El alcalde de la localidad, Dionisio Rodríguez, ha firmado la cesión de cuatro parcelas por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCiudad Rodrigo

El Ayuntamiento de Fuenteguinaldo ha dado un paso más en la recuperación del Castro de Irueña. Esta misma semana el alcalde, Dionisio Rodríguez, firmaba la cesión gratuita por parte de la Administración General del Estado a favor de ese Ayuntamiento, de las fincas rústicas que conforman el Castro de Irueña con el objetivo de avanzar en su recuperación y puesta en valor.

De este modo, se da por concluido un expediente iniciado en el año 2015 aunque es verdad que desde agosto de 2017, se dictó resolución por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) por la que se autorizaba al consistorio a disponer de esas parcelas ya que las precisaban para poder acceder a la denominada subvención del 1,5% cultural que convoca el Ministerio de Fomento.

Según informan tanto desde le Ayuntamiento como desde la propia CHD, los documentos de cesión ya están en el Registro de la Propiedad de Ciudad Rodrigo y tan solo falta la inscripción a favor del consistorio guinaldés para que se dé el alta correspondiente en el inventario municipal de bienes.

Es preciso recordar que en el año 2007, con motivo de la construcción de las obras accesorias de la Presa del Embalse de Irueña, el Estado adquirió esas fincas donde se ubica el castro y que el Ayuntamiento de Fuenteguinaldo «solicitó el 10 de noviembre de 2015, la cesión gratuita del referido yacimiento arqueológico, para realizar su puesta en valor y acceder a la concesión de ayudas públicas destinadas a actuaciones de conservación o mantenimiento del Patrimonio Histórico Español», recuerdan desde la Confederación Hidrográfica.

La valoración que hacen desde el equipo de Gobierno de este municipio de la comarca de Ciudad Rodrigo es «satisfactoria» pues de este modo se da «respuesta a una sentida aspiración de todos los guinaldeses al pasar el Castro de Irueña a titularidad municipal». Eso sí, son plenamente conscientes de que «queda pendiente el reto de proseguir la recuperación arqueológica del mismo, así, como su puesta en valor para lo cual, necesariamente, debemos contar con la ayuda de las distintas administraciones públicas».

El Castro de Irueña fue creado avanzada la II Edad del Hierro por el pueblo vettón, que alcanzó su máximo esplendor durante la dominación romana, y continuó poblado hasta la Alta Edad Media. La zona ha estado muy olvidada a lo largo de las décadas y en ocasiones, ha sido objeto de expolio.

Tanto el Ayuntamiento como los Amigos del Castro de Irueña o la población en general, son conscientes del impulso necesario para conservar y poner en valor esa zona que durante los meses de octubre y noviembre de 2016 fue objeto de una excavación arqueológica dirigida a la contextualización y en su caso extracción del verraco llamado ‘la yegua’, realizada por Manuel Carlos Jiménez González y del que recientemente se han conocido las conclusiones técnicas. Sin duda, esa yegua es el elemento más identificativo de esa zona y la restauración llevada a cabo por la Junta de Castilla y León el pasado mes de septiembre, supone un comienzo. En concreto, esos trabajos consintieron en la recuperación de ese verraco que hace años fue destrozado con el objeto de buscar un supuesto tesoro y quedó dividida en varios trozos. Previamente se realizó un desbroce a pesar de que la naturaleza es caprichosa y quiere volver a hacerse con el terreno.

Otra parte importante es el trabajo de concienciación que se está llevando a cabo con la población local, organizando visitas guiadas en diversas épocas del año o conferencias para dar visibilidad a tan importante espacio.

Además, como contribución a todo este proceso, el pasado mes de agosto se presentó el libro ‘Las raíces milenarias de Fuenteguinaldo, el Castro de Irueña y su romanización’, estudio realizado por el guinaldés, Ángel González Rivero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos