Los técnicos de la Junta descartan daños estructurales en la estación de autobuses de Ciudad Rodrigo

Estado del edificio tras el desprendimiento./S.G.
Estado del edificio tras el desprendimiento. / S.G.

El desprendimiento se produjo por una gotera y se reparará el desperfecto «de la manera más rápida posible»

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

El informe definitivo no estará disponible hasta hoy pero los tres técnicos de la Junta de Castilla y León que ayer comprobaron el estado de la estación de autobuses de Ciudad Rodrigo tras el desprendimiento de parte de un falso techo, ya han determinado que no existen daños estructurales y que el suceso se produjo debido a una gotera que, una vez que se secó, provocó que cediera el falso techo.

En el informe preliminar facilitado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, de la cual depende el edificio, se recogen los hechos de la siguiente manera: «El día 16 de enero se produce un desprendimiento de parte del falso techo de escayola en la entrada del vestíbulo de la estación. Avisados por el concesionario, el día 17 a primera hora de la mañana se desplazan tres técnicos del Servicio Territorial de Salamanca para evaluar el alcance de lo sucedido. A la vista de las patologías observadas se emitirá informe de las soluciones técnicas más adecuadas para la reparación del desperfecto de la manera más rápida posible». Además, se especifica que «la zona donde se ha producido el desperfecto del falso techo ha sido acordonada a fin de proteger a los viajeros de eventuales caídas».

Por otra parte, hay un detalle bastante importante en esta información preliminar y es que, inicialmente, se había hablado de una actuación en este espacio por un importe de 700.000 euros y la Consejería confirmó que «se ha contratado la redacción del proyecto del que se dispondrá en un plazo de tres meses y, a continuación, la contratación de las obras por importe de 1.500.000 euros».

Por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, el teniente de alcalde, Domingo Benito, volvió a insistir en que «la actuación es urgente, pedimos que se ejecute con celeridad y así se lo transmitimos al consejero hace bastante tiempo».

La estación de autobuses de Ciudad Rodrigo fue construida por el entonces Ministerio de Transportes y Comunicaciones en el año 1978 y cuenta con una superficie solar de 2.359 metros cuadrados en el centro de la localidad, en la calle Campo de Toledo.

La infraestructura está compuesta por una superficie construida de 1.192,60 metros cuadrados, nueve dársenas y el edificio de la estación dispone de un bar, servicios higiénicos, 7 taquillas y 3 tiendas.

La explotación es en régimen de concesión a la empresa Viajes Miróbriga S. A. desde el mismo año de la inauguración y por un periodo de 75 años por lo que finaliza ese contrato en el año 2053.

La Consejería ha aportado, igualmente, cifras sobre el número de viajeros que transitan por esta infraestructura y ha concluido que son unos 285.00 al año. Las frecuencias semanales son en total 197 y la ocupación de los locales es nula.

La última actuación puntual en esta estación de autobuses tuvo lugar en el año 2014 y también fue debido a una gotera.

El tema se ha convertido en recurrente a lo largo de los últimos años y en una reunión en la que estuvieron presentes el alcalde, Juan Tomás Muñoz, y Domingo Benito con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, los representantes municipales obtuvieron el compromiso de actuación.

El procurador socialista Juan Luis Cepa insistió en todas las acciones que había realizado en este sentido en las Cortes de Castilla y León, «algunos corren ahora a buscar soluciones, otros se rasgan las vestiduras pero los que llevamos años trabajando en recuperar la estación de autobuses de Ciudad Rodrigo somos nosotros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos