Las técnicas microquirúrgicas permiten la reconstrucción de la mama con tejido propio

Parte del equipo del servicio de Cirugía Plástica, formado por cirujanos, enfermería de consulta y de quirófano, así como personal administrativo. /MANUEL LAYA
Parte del equipo del servicio de Cirugía Plástica, formado por cirujanos, enfermería de consulta y de quirófano, así como personal administrativo. / MANUEL LAYA

En pacientes con cáncer de vía digestiva, Cirugía Plástica logra que no pierdan funciones como el habla o masticar

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El Complejo Asistencial de Salamanca cuenta con un servicio de Cirugía Plástica que aplica las técnicas más punteras dentro de su especialidad. Una plantilla joven y muy formada en diferentes campos, tanto en la atención pediátrica como en adultos. Como apunta el coordinador de este servicio, Ender Goñi, «ofrecemos las mismas técnicas quirúrgicas que cualquier otro hospital de España».

Durante estos últimos años han ido incrementado su cartera de servicios, y por lo tanto, el número de pacientes, aunque en la actualidad se ven limitados por cantidad de efectivos que forman la plantilla, en concreto, cuatro cirujanos plásticos: Cristina Murillo, Rosana Hernández, Lourdes García yEnder Goñi.

Como apunta el máximo responsable, en ocasiones existe una idea equivocada de la Cirugía Plástica,«que está asociada a la parte estética, cuando en realidad, aunque es importante en la especialidad, en la sanidad pública no se hace, nosotros lo que hacemos es lo que se denomina cirugía reconstructiva».

El doctor Goñi confirma que el servicio de Cirugía Plástica en los hospitales públicos tienen dos grandes grupos de trabajo, por un lado, los pacientes propios que solicitan una valoración, y los que son derivados desde otras especialidades quirúrgicas, «un 50% de cada». A ellos se suman los casos que atienden directamente en el servicio de Urgencias, que pueden ser desde accidentes de la mano, traumatismos o pacientes quemados, entre otros.

En esta especialidad no se abarca una área única, ya que estos cirujanos atienden a pacientes con alguna complejidad en cualquier parte del cuerpo, de los pies a la cabeza.

Los pacientes más complejos se discuten entre todos los miembros del servicio para buscar el tratamiento más adecuado en cada caso, y antes de pasar por el quirófano son vistos en la consulta externa, donde les hacen una valoración clínica y pruebas complementarias si fuesen necesarias.

La mitad de los casos atendidos por esta especialidad médica se derivan desde otras

«Nosotros llevamos los casos más complejos de otros servicios del hospital», subraya este equipo de cirujanos plásticos, que van de especialidades comoNeurocirugía, Cardiología, Cirugía Torácica u Otorrinolaringología, entre otras. En relación a su función, confirman que ayudan a otros servicios «a resolver casos muy complejos desde el punto de vista reconstructivo, por defectos que exponen en ocasiones partes vitales». Para ello se apoyan en las últimas técnicas de Cirugía Plástica, como la microcirugía, que es muy compleja.

Dentro de su trabajo, cabe destacar el que realizan dentro del denominado Comité de Mama, donde se llevan los casos de pacientes con cáncer de mama, y ante una mastectomía, el 'gold standard' es que la paciente salga con la mama reconstruida del quirófano donde se realiza la extracción del tumor. «Nosotros participamos en el Comité de Mama, aunque antes, la reconstrucción era llevada por la unidad de Cirugía General, pero desde hace unos años aportamos toda la formación que tenemos, en concreto, de la técnica microquirúrgica», detalla el coordinador del servicio.

Gracias a la reconstrucción microquirúrgica, la paciente sale del quirófano con su mama nueva y no necesita pasara por una nueva intervención, «sale con la mama reconstruida con su propio tejido, sin necesidad de prótesis, y así también evita que vuelva al quirófano, además de ahorrar dinero a la sanidad pública». Pero sobre todo, el doctor Goñi resalta que con la utilización del propio tejido de la paciente, «es más similar a la mama sana».

Como también detalla el coordinador de Cirugía Plástica, es una técnica que se realiza en todos los hospitales del mundo. En Salamanca antes no se hacía, pero ya forma parte de la cartera de servicios del Complejo Asistencial desde hace poco más de un año, «y el equipo de Cirugía Plástica ha introducido esta técnica con muy buenos resultados, y cada vez con una mayor demanda». La media de pacientes intervenidas es de una cada dos semanas, ya que por su complejidad requieren de un quirófano en turno de mañana y tarde.

Otro grupo importante de pacientes son del servicio de Otorrinoloringología, en concreto, con cáncer de vía digestiva, como por ejemplo, en la lengua, de pacientes fumadores a los que tienen que hacer una cirugía curativa y quitar el tumor y para ello necesitan ayuda de Cirugía Plástica, «de lo contrario, el paciente no podría comer en su vida, y se le consigue reconstruir la lengua entera, el esófago, etc., porque de lo contrario no podrían volver a hablar, comer o respirar», añade el doctor Goñi. Y aseguran que si en el hospital no contasen con esta especialidad, «esos pacientes estarían abocados a que nunca más pudieran hablar o masticar».