Las tasas municipales mirobrigenses bonificarán la creación de empleo y emprendimiento

Marcos Iglesias y Laura Vicente en su comparecencia ante los medios. /S.G.
Marcos Iglesias y Laura Vicente en su comparecencia ante los medios. / S.G.

Alcalde y concejala delegada presentaron las modificaciones de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2020

S.G.CIUDAD RODRIGO

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo realizará una rebaja de todas las tasas por licencia de apertura, dejará en la mitad la licencia ambiental y promoverá una serie de incentivos fiscales a la creación de empleo y a los jóvenes emprendedores menores de 35 años. Esos son los puntos más destacados de la propuesta de modificación de ordenanzas fiscales que ha efectuado el equipo de Gobierno y que desgranaron en rueda de prensa el alcalde, Marcos Iglesias, y la concejala delegada de Economía y Hacienda, Laura Vicente.

Según destacó en su comparecencia la propia edil, se trata de generar marcos normativos «con el fin de estimular la actividad industrial y comercial en nuestra ciudad, así como promover un mayor desarrollo económico en una zona como la de Ciudad Rodrigo, que sufre una acentuada despoblación».

En lo que respecta al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en el capítulo de urbana, se rebajará una décima el gravamen con el objetivo de «paliar la subida inherente a la revisión catastral del tripartito», pasando del 0,58% al 0,57%. En lo que respecta a los bienes de naturaleza rústica se quedará en el 0,69% y los de características especiales en el 1,30%.

Por otra parte, dentro del propio IBI, además de en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el impuesto de plusvalías, se aprobarán «beneficios fiscales potentes para la creación de empleo, dividiendo si es en polígonos industriales, en otras zonas o negocios ya creados que creen al menos un puesto de trabajo», concretó el alcalde, Marcos Iglesias. Por ejemplo, en el IAE se bonificará a las empresas con pérdidas, y del tercer al séptimo año, hasta el segundo año de implantación, estarán exentas.

Marcos Iglesias quiso dejar constancia, además, de la actualización de los importes de las tasas como la del agua, «porque el contrato con la empresa nos lo exige, no podemos hacer otra cosa»; de no ser así, el Consistorio incumpliría por responsabilidad contractual.

En el capítulo de subidas hay que hacer referencia a la de recogida de perros cuya ordenanza no se estaba cumpliendo. De este modo, cada animal rescatado de la vía pública y reclamado por su dueño suponía, en teoría, un coste para el mismo de 8,84 euros que ahora será de 30 euros. Aparecen nuevos supuestos como el de animal rescatado de la vía pública, no reclamado por su dueño, una vez se compruebe su propietario por cualquier medio tendrá un coste de 50 euros y en caso de reincidencia de los dos casos anteriores, 66 euros. En caso de sacrificio de perro identificado electrónicamente se mantienen 49,95 euros.

En palabras de Iglesias, con estas modificaciones «se cumple así el 100% de nuestro programa electoral en materia de impuestos. Las bonificaciones suponen una gran rebaja fiscal al emprendimiento y creación de empleo».