BALONCESTO - LEB Plata

Sureda: «Pensaba que ya estaba curado de las taquicardias, fue un shock al inicio pero anímicamente estoy muy fuerte»

Sureda, en el suelo, atendido durante la taquicardia. /MANUEL LAYA
Sureda, en el suelo, atendido durante la taquicardia. / MANUEL LAYA

El alero del equipo charro sufrió una taquicardia el viernes ante Plasencia con La Antigua CB Tormes, una dolencia de la que ya fue operado y que ahora le tendrá de nuevo de baja por un largo periodo

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El joven alero balear Pere Sureda Camps (22/2/2000), jugador de La Antigua CBTormes, fue el triste protagonista en el choque del pasado viernes en Würzburg entre su equipo y el CBPlasencia de la LEBPlata. En un partido que quedará para el recuerdo por la espectacular remontada final del equipo charro en menos de dos minutos pasando de caer poro 53-67 a ganar el partido 70-57, el jugador cedido por el Fuenlabrada al CBTormes sufrió al final del tercer cuarto un taquicardia que le llevó a ser ingresado. Tras las primeras pruebas en Salamanca fue dado de alta pero ahora está ya en su tierra a la espera de que se concrete la dolencia exacta y su periodo de baja, por ahora indefinida en el equipo.

–¿Cómo se encuentra?

–Bien y anímicamente, que es lo más importante, muy bien. Ahora lo que más duro se hace para un deportista es estar parado sin poder jugar al basket porque además la recuperación va a ser larga.

–¿En qué momento del proceso de diagnóstico está?

–Después de un episodio de taquicardias lo que vienen después son muchas pruebas, con mucho tiempo entre unas y otras. Ya me he hecho algunas y aún quedan más. Ahora a esperar resultados.

–Su preocupación ahora que todo quede en un susto.

–Demomento no ha salido nada importante y que siga así.

–¿No es la primera vez que le sucedía?

–No, el primero fue con 13 años y no volvió hasta los 17. Y luego 6-7 veces.

–¿Siempre jugando al baloncesto?

–Siempre haciendo deporte. A veces empezando el entrenamiento hablando con un compañero andando y el corazón pasaba de 70 a 200 pulsaciones en un segundo, y otras veces ya con algún entrenamiento de más intensidad.

–¿Ante Plasencia se asustó o dijo otra vez lo mismo?

–Más lo segundo, rabia... Yo ya he pasado por el quirófano por ello y me dijeron que si en cuatro o cinco meses no volvía a pasar estaría curado finalmente y así fue. No me pasó. Ya pensaba que estaba curado, y fue más bien un shock que volviera a pasar.

– Lo más probable es que el periodo de bajar sea largo.

–Sí, la primera vez que tuve que parar fueron cuatro meses y espero que ahora no sea tanto tiempo.

–¿Qué le dice la familia?

–Que la salud es lo primero, es obvio. Ahora a cuidarse y tener paciencia para volver igual o más fuerte. El club también me da todo el apoyo del mundo, al igual que el Fuenlabrada.

–Por cierto, ¿cómo se enteró de la remontada ante Plasencia?

–Yo estaba en la ambulancia fuera del pabellón y desde ahí oía los gritos. Vino corriendo el doctor del club pegando saltos de alegría y fue algo increíble. Me dio rabia no estar. Fue histórica.

–¿Cómo ve al equipo con el reto de lograr la salvación?

–Ahora llevamos casi dos mesde entrenamiento, aunque todos juntos unas tres semanas. Hemos suplido los malos momentos por falta de jugadores con el primer equipo. Estamos unidos, seguro que mi ausencia no se nota mucho. Si el equipo juega bien podemos ganar a cualquiera y también perder con todos. A veces pecamos de jóvenes pero si seguimos así podemos hacer algo muy grande.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos