Solo el 3% de los profesores de la Universidad son extranjeros

Profesores universitarios asisten a una sesión ordinaria del Claustro de la USAL. /MANUEL LAYA
Profesores universitarios asisten a una sesión ordinaria del Claustro de la USAL. / MANUEL LAYA

Italia es la nación con mayor presencia dentro del 'ranking' foráneo del personal docente e investigador, que está formado por 25 naciones

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

La internacionalización de las universidades españolas es uno de los desafíos que preocupa especialmente a los responsables ministeriales y a los rectores de las instituciones académicas. Los indicadores de ese proceso de internacionalización son diversos y no se circunscriben únicamente a la movilidad estudiantil, que permite recibir a alumnos extranjeros y enviar estudiantes propios a universidades del exterior, cuya manifestación más palpable y popular es, sin lugar a dudas, el programa Erasmus. Y es que la internacionalización también abarca la movilidad de profesores e investigadores, así como la presencia de docentes de otras naciones en la estructuras de las universidades españolas.

En el caso específico de la Universidad de Salamanca, los datos oficiales, que se pueden consultar en el portal de transparencia de la página web de la institución, ponen de relieve que únicamente el 3% de la plantilla docente son profesores extranjeros frente a un aplastante 97%, que corresponde con el personal docente e investigador de nacionalidad española.

Italia es el país que encabeza el particular 'ranking' de los profesores extranjeros, dado que hay 12 docentes italianos impartiendo clases en las aulas del Estudio salmantino, repartidos a partes iguales entre personal docente e investigador y personal investigador contratado.

El segundo lugar en esta singular clasificación corresponde a Portugal, con 10 profesores, de los que seis están catalogados como personal docente e investigador y cuatro como personal investigador contratado. En el tercer peldaño se aposenta Alemania con seis profesores (cinco clasificados como personal docente e investigador y uno como personal investigador contratado).

El listado se completa con un variado elenco de naciones, como son Venezuela, Japón y Francia (cuatro profesores respectivamente), Bélgica y Estados Unidos (tres docentes cada uno), Brasil, Irán, Marruecos, Rumanía, Corea del Sur, República Dominicana y Ucrania, con dos profesores cada uno, y finalmente, Argentina, Austria, Colombia, Dinamarca, Grecia, Honduras, Nicaragua, Polonia, Reino Unido y Siria, con uno. En total, son 25 nacionalidades diferentes las que se encuentran representadas entre el profesorado extranjero.

Según datos oficiales de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), referidos en este caso al año 2016, en el conjunto de las universidades públicas españolas se contabilizaron un total de 1.643 profesores extranjeros, que representaban el ínfimo porcentaje de 1,7% del claustro docente. Una cifra significativamente baja si se compara con la realidad de otros países de nuestro entorno: un 10,5% en Alemania y un 27,3% en Reino Unido. Eso sí el porcentaje de la USAL –el citado 3%– supera con claridad a la media española (1,9%).