El CSN sitúa al Centro de Láseres Pulsados como «ejemplo de cosas bien hechas»

Francisco Castejón (en el centro de la imagen), durante su visita al Centro de Láseres Pulsados Ultracortos. /ICAL
Francisco Castejón (en el centro de la imagen), durante su visita al Centro de Láseres Pulsados Ultracortos. / ICAL

El consejero Francisco Castejón destaca la importancia de los blindajes de un centro que permite «tener una fuente de neutrones portátil e intermitente»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El consejero del Consejo de Seguridad Nuclear, Francisco Castejón, situó ayaer al Centro de Láseres Pulsados Ultracortos y Ultraintensos (CLPU) de Salamanca como un «ejemplo de cosas bien hechas» gracias al trabajo que vienen llevando a cabo investigadores y técnicos para «blindar» la instalación ante la emisión de «radiación de muy alta frecuencia» del láser, motivo por el que el CSN realiza «inspecciones y comprobaciones dentro del seguimiento normal para las instalaciones radioactivas», según informó Ical.

No obstante, en sus declaraciones ante los medios de comunicación minutos antes de la visita que llevó a cabo a las dependencias del CLPU, Castejón matizó que el centro salmantino es un «centro sin energía nuclear» que solo está sometido a la vigilancia del CSN en cuanto a que «tiene una serie de problemática de protección radiológica, de tener cuidado sobre cómo se tratan estos láseres y qué tecnología se usa, pero totalmente distanciado de la tecnología nuclear».

Y es que la vinculación del CSN con el CLPU viene dada por el «perfil que está cambiando» del Consejo y que ya «no solo se ocupa de las tecnologías nucleares, sino de otra serie de tecnologías avanzadas que ya están aquí y que obligan a aumentar las capacidades del CSN para decir algo en este mundo de nuevas tecnologías, que implican protección radiológica pero que tienen que ser también puestas en valor».

Así, para la protección radiológica, Castejón señaló que el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos «se somete a una serie de protocolos establecidos de protección radiológica como los que se pueden tener en un hospital» dentro de «el seguimiento normal del CSN para las instalaciones radioactivas» y donde «lo más importante son los blindajes», puesto que «estos láseres ultrapotentes pueden producir radiación de muy alta frecuencia y hay que protegerse de ella».

Castejón recordó que la UE ha pedido al Gobierno un plan para combatir el cambio climático

En cualquier caso, Castejón aseguró que el trabajo que viene efectuando el CSN en el centro salmantino «es estándar, como en un hospital», y donde lo importante es «que los blindajes sean los adecuados y no se escape nada cuando enchufen el láser a máxima potencia». Algo que, según confirmó Francisco Castejón, «ya está hecho, comprobado y es plenamente seguro» gracias a que el láser «no deja residuos y todos los problemas de protección radiológica y de seguridad se simplifican muchísimo».

Por otro lado, el CSN también realizará una acción de «visibilidad y sinergias» con el CLPU, puesto que supone «una serie de desafíos técnicos» para los que los miembros del Consejo de Seguridad Nuclear deben «formarse y mejorar nuestras capacidades»» ante una instalación donde Castejón destacó la posibilidad de «generar neutrones». Y es que «es utilísimo tener una fuente de neutrones portátil, intermitente y manejable».

Incertidumbre

Además, Francisco Castejón, recordó ayer la petición realizada por la Unión Europea al Gobierno español, «sea del color que sea», para que elabore «un Plan para luchar contra el cambio climático».

Castejón señaló que el CSN «no puede ignorar los cambios», pero también reconoció que no saben «qué va a pasar políticamente» en España puesto que «la misma incertidumbre del país la tiene el Consejo».

No obstante, sí reveló que «en estos momentos, el documento vigente es el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que dibuja el panorama energético para los años 2030 y 2035» y, en ese sentido, señaló que el documento plantea «el cierre escalonado de centrales nucleares», lo que supone «una serie de desafíos para el Consejo».

Así, Francisco Castejón manifestó, durante sus declaraciones a los periodistas en la sede del CLPU, que en los próximos años no van a «licenciar nuevas instalaciones nucleares ni nuevas centrales nucleares», pero que sí deben ocuparse del «desmantelamiento y la gestión de los residuos» generados, así como prepararse para «ese escenario de cambio de actividad y competencias» del organismo «para que no se vacíe de contenido».