El Silencio abre a todas las cofradías la procesión del Lignum Crucis en Ciudad Rodrigo

Representantes de las cofradías y la diócesis en junio, cuando se presentó el proyecto. /S.G.
Representantes de las cofradías y la diócesis en junio, cuando se presentó el proyecto. / S.G.

Será una de las novedades de la próxima Semana Santa coincidiendo con el 90 aniversario de esta agrupación

REDACCIÓN / WORDCIUDAD RODRIGO

La Cofradía del Silencio ha dado un paso más en la organización de la novedosa procesión del Lignum Crucis (la reliquia de la Cruz de Jesucristo) de cara a la próxima Semana Santa.

Esta iniciativa ya se presentó en junio de forma pública en la Catedral de Santa María, que es donde está ese Lignum Crucis, y ahora ha sido en Junta Extraordinaria de la Cofradía del Silencio donde se han concretado algunos aspectos como, por ejemplo, que se abrirá la participación a las otras seis cofradías locales. La propuesta fue secundada por una amplia mayoría.

Todos los cofrades que se sumen al recorrido que, en principio, será alrededor de la Catedral, podrán vestir la indumentaria propia de su cofradía pero el capuchón será sustituido en todos los casos por capuchas con el objetivo de dar una homogeneidad a la procesión.

En esa misma reunión, en la que participaron unos 40 cofrades, se decidió que esa reliquia se porte sobre unas andas, «austeras y sencillas», recoge el informe de la Junta Extraordinaria, para lo que ya se ha solicitado presupuesto. La idea es que sean ligeras para que las pueda portar cualquier cofrade aunque se incidió en que todas esas personas deberán tener una estatura similar. Esas andas solo serán portadas por cofrades del Silencio y todos los interesados deberán inscribirse previamente.

El presidente de esta Cofradía, Luis Alberto García, aprovechó este encuentro para destacar que se trata de «una gran oportunidad que no estamos dejando escapar y gracias a nuestros cofrades esto está siendo posible».

Esta reliquia llegó a la seo civitatense en 1836 con el obispo Pedro de Alcántara, conocido por 'el obispo intruso'. La oportunidad para adorar el Lignum Crucis debe ser, igualmente, tenida en cuenta pues solo se saca cuando llega un nuevo obispo a la diócesis.

Esta procesión coincidirá con el 90 aniversario de la Cofradía del Silencio y la fecha concreta para la misma todavía no se ha fijado.