El secesionismo catalán aprovecha la exhumación de Franco para reclamar más fondos del Archivo

Imagen de archivo de Toni Strubell y Josep Cruanyes, portavoces de la Comisión de la Dignidad. /WORD
Imagen de archivo de Toni Strubell y Josep Cruanyes, portavoces de la Comisión de la Dignidad. / WORD

La Comisión de la Dignidad vuelve a instar al Gobierno de Pedro Sánchez a que culmine el traslado de todos los documentos catalanes

RICARDO RÁBADE / WORD

El controvertido decreto ley aprobado en agosto con carácter urgente por elGobierno del PSOEpara exhumar los restos mortales de Francisco Franco Bahamonde de su tumba del Valle de los Caídos, donde se encuentran sepultados desde hace 43 años, ha sido aprovechado desde algunos sectores del independentismo catalán para reavivar la sempiterna reclamación de laGeneralitat para que sean enviados a aquella Comunidad Autónoma los documentos catalanes pendientes del periodo de la IIRepública y de laGuerra Civil que permanecen depositados aún en el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca.

La Comisión de la Dignidad –la plataforma ciudadana que viene abanderando desde el año 2002 estas reivindicaciones y que ha propiciado que 400.000 legajos del Palacio de SanAmbrosio fueran trasladados a Cataluña en sucesivas remesas desde el año 2006– ha irrumpido de nuevo entre la opinión pública para alabar la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez y, curiosamente, engarzarla con la cruzada catalana para la obtención de la totalidad de los denominados 'papeles de Salamanca'. Dicha comisión señaló, a través de un reciente comunicado de prensa, que la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos «llega con 40 años de retraso» y pidió que «no se quede en un acto simbólico y de marketing», al tiempo que exigió «completar el retorno a Cataluña de los documentos requisados que hay en el fondo de Salamanca, la Causa General y el Archivo Militar de Ávila», tal como dicha comisión ya pidió semanas atrás en una carta remitida al ministro de Cultural, José Guirao, y donde reclamaba expresamente que se completara el traslado a Cataluña de los fondos de aquella región que aún siguen almacenados en las estanterías del Archivo salmantino.

En relación al caso específico delValle de los Caídos, la asociación que lidera JosepCruanyes aboga por «afrontar la transformación del lugar para que deje de ser un mausoleo franquista y se muestre lo que fue la represión y los trabajos forzados de los batallones de trabajadores de prisioneros de guerra que lo construyeron».

Tras recordar que el Parlamento de Cataluña ya anuló en junio de 2007 los 66.000 procesos franquistas que hubo en Cataluña, la asociación también cree que el Estado «llega tarde si quiere anular los procesos a Companys y Puig Antich».

La asociación puntualizó, en relación al expresidente de laGeneralitat, Lluis Companys, fusilado en octubre de 1940 por el régimen del general Franco, que «lo que queda pendiente por parte del Estado desde las más altas esferas es un acto de pedir perdón por la responsabilidad del Estado por aquel crimen, igual que hicieron el Estado francés y el alemán». También instó alGobierno socialista a anular, «cumpliendo los requerimientos hechos por las Naciones Unidas, en el informe del relator Pablo de Greif, los procesos del Tribunal de Orden Público (TOP), el Tribunal de Represión de la Masonería y del Comunismo y los Tribunales de Responsabilidades Políticas» de la dictadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos