Sanidad coloca a Salamanca en riesgo medio por la inminente ola de calor africano

Un termómetro del centro de la ciudad durante el pasado verano. /LAYA
Un termómetro del centro de la ciudad durante el pasado verano. / LAYA

Advierten que las temperaturas superarán los umbrales medios de esta época del año durante los próximos tres o cuatro días

EFESALAMANCA

Toda Castilla y León está desde ayer en riesgo por los efectos en la salud de las altas temperaturas, y eso que ola de calor no llegará hasta el jueves, con Burgos, Valladolid, Palencia, Salamanca y Soria en nivel medio y el resto bajo, según el mapa publicado ayer por el Ministerio de Sanidad. La Agencia Estatal de Meteorología, sin embargo, no incluye a Salamanca entre las zonas en alerta por calor. La advertencia de Sanidad implica que se esperan de tres a cuatro días con temperaturas que superan los umbrales establecidos.

El nivel de riesgo medio también afecta a Madrid, Navarra, La Rioja, Zaragoza, Huesca, Guadalajara, Cuenca, Girona y Lleida.

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad, Juan Pablo Álvarez, detalló yaer que hay un aviso especial en Castilla y León a partir de hoy por altas temperaturas y la entrada de aire muy cálido de África, acompañado de polvo. Esa entrada, unida a que ya hay una masa muy caliente con días largos y cielos despejados en los que no se regenera el aire y el sol calienta hace que a partir del jueves haya avisos amarillos en varias provincias.

La previsión es que la ola de calor continúe el fin de semana hasta el lunes 1 de julio, cuando se espera, aunque con cierta incertidumbre, que bajen un poco las temperaturas y alguna tormenta.

Y el fin de semana el aumento de temperaturas irá acompañado de lo que se conocen como noches tropicales, esto es que los termómetros no bajarán de los 20 grados, en principio en las provincias del este y luego las del oeste.

Ante una ola de calor los consejos son, según los datos del portal de Salud de la Junta de Castilla y Leóne, evitar salir de casa durante las horas centrales del día, esto es entre las 12:00 del mediodía y las 18:00 horas; beber más líquidos sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.

Además, evitar comidas copiosas, tomar verduras y frutas, y comer menos cantidad y más veces al día; no tomar comidas calientes ni abusar de las bebidas alcohólicas.