FÚTBOL - Segunda B

Sandoval: «La decisión de la destitución de Astu ha sido unánime en todo el grupo de trabajo de Unionistas»

El presidente Sandoval, en la mesa central junto a Gorka Etxeberria, y todo el grupo de trabajo que gestiona Unionistas. /MANUEL LAYA
El presidente Sandoval, en la mesa central junto a Gorka Etxeberria, y todo el grupo de trabajo que gestiona Unionistas. / MANUEL LAYA

El dirigente alude a varios actos de indisciplina del técnico y al desgaste de las relaciones con el paso de los años para tomar una decisión «unánime» del grupo de trabajo

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El presidente de Unionistas de Salamanca, Miguel Ángel Sandoval, compareció este martes en el Hotel Helmántico para explicar la decisión de prescindir de Astu como entrenador de la primera plantilla del club, recién ascendida a Segunda B. Lo hizo acompañado por todo el grupo de trabajo que se colocó junto al presidente justo enfrente de la prensa.

Sandoval leyó un texto que tenía preparado antes de atender a las preguntas de los medios porque «para nosotros es muy importante que todo quede claro. El comunicado del lunes fue tan escueto por la situación. Pero una vez que se había hecho saber al técnico la decisión, sabíamos que era cuestión de minutos que saliera a la luz por lo que decidimos dar la noticia dejando para este martes la explicación. Nosotros no somos un club que tome las decisiones en caliente ni tampoco damos bandazos. Somos personas honradas que siempre anteponen el interés del club y de todos sus socios a cualquier interés personal. Ha sido la decisión más difícil tomada para nosotros en nuestra historia, ya que Astu fue, es y será historia viva de Unionistas. Desde el primer momentos nuestro candidato para dirigir al equipo en Segunda B fue Astu, así se lo hicimos saber cuando logró el ascenso. Él ya tenía la renovación por haber entrado en play-off aunque sembró las dudas sobre su continuidad por sus declaraciones a los medios. En todos estos años en los que hemos tenido muy buenos resultados en la parte deportiva también hemos tenido varios conflictos internos y en varias ocasiones nos ha ofrecido su cargo con situaciones en las que presentaba la dimisión en cada temporada. Siempre tratamos estas situaciones de manera interna para salvaguardar la imagen del míster. Esta temporada nos sentamos con él para planificar la nueva temporada y contarle la mejora en el área deportiva. En esa reunión nos dijo que no continuaba con las condiciones contractuales que tenía firmadas y el club apostó más por él mejorando su contrato reforzando su libertad por completo en su idea de reforzar la plantilla. Quizá nuestro error fue cegarnos en positivo pensando que seríamos capaces de afrontar los problemas que vinieran sin hacer caso a las señales que el míster enviaba públicamente con declaraciones».

A partir de ahí, Sando entró más en detalle asegurando que «hace dos semanas llegamos a una situación irreconducible. En una discrepancia por una decisión en la dirección deportiva ante un proceso de contratación de un jugador que no compartía la directiva por motivos legales (tenía contrato en vigor) al ser extracomunitario, y tras esta negativa a firmar el contrato ante de realizar unas comprobaciones legales, Astu nos pide finiquitar la relación con un acuerdo entre ambas partes con una indemnización. La directiva se reunió urgentemente para afrontar la situación porque con una relación más que desgastada con el paso de los años, esto lo ha dicho él en los medios, ya no había posibilidad de trabajar, ni comunicación ni trato con mucho personal del club de distintos estamentos, ante el enroque de la negociación decidimos seguir trabajando marcando de nuevo las pautas en la parcela deportiva que quería la directiva que se cumplieran para una profesionalización del club. Conseguiremos reconducir la situación para poder avanzar».

Sandoval y Gorka se saludan.
Sandoval y Gorka se saludan.

El detonante definitivo llegó «dos semanas después, habiendo dejado trabajar con total libertad al míster en la confección de la plantilla y viendo que no había ninguna intención de reconducir la situación, se han dado situaciones de indisciplina que incumplen su contrato,y debíamos actuar porque cada vez había menos ilusión en empezar el nuevo proyecto sabiendo que se iban a repetir con errores del pasado. Nunca se nos pasó por la cabeza llegar a este punto, quizá hubiera sido más fácil hace unas semanas cuando Astu nos solicita su marcha o esperar a unos malos resultados pero no queríamos aprovechar el momento fácil. Decidimos que era mejor tomar esta medida antes de empezar a entrenar y que sería lo mejor para el club. Una de las causas de indisciplina es que no hemos tenido el flujo de información que se le había notificado por escrito cómo debía ser. A nosotros nos llegaba al final el nombre y el importe del contrato y las condiciones sin ninguna información previa a la comisión deportiva».

La decisión

El dirigente también relató cómo fue el duro momento de comunicarle a Astu la decisión. «Ha sido una decisión unánime de todo el grupo de trabajo. Nos sentamos con él y fue uno de los momentos personales más dolorosos que hemos sufrido. Queríamos acabar con un apretón de manos y con un unionista más en la grada. Pero no ha quedado resuelta porque se levantó y no quiso recoger la carta de despido. Una situación insólita para nosotros que luego hemos comunicado mediante un burofax físico y por correo y sabemos que han sido notificadas y recibidas», añadió.

La solución, por tanto, tendrá que ser por vía judicial. «Sí, al no haber llegado a un acuerdo por no poder entregar el papel, nos hemos puesto en manos de nuestros abogados haciéndole llegar la liquidación del contrato con el despido procedente a su poder».

«Tras sacar el comunicado nos pusimos en contacto con Chamorro y Piojo como capitanes del equipo que siguen en el club para transmitirles que todo sigue bajo control. Que era una decisión dura pero una vez explicados los motivos se ponían a disposición del club para lo que necesitásemos. También lo hicimos con el cuerpo técnico para decirles que contamos con ellos», expresó el dirigente.

Sandoval también tuvo palabras de elogio para el ya exentrenador: «Astu ha sido un gran entrenador, ha formado nuestra cantera y ha realizado muy buenos fichajes con los presupuestos que le hemos dado, ha conseguido tres ascensos en cuatro años, y eso no quita que en otros aspectos era mejorable la relación que había, incluso con miembros que rodeaban su figura», dijo.

Después se sumó a la mesa Gorka Etxeberría, director de Fútbol del club desde hace poco menos de un mes. Sobre su cuota de decisión en el despido de Astu, dijo que «he estado informado. Yo no me esperaba esto cuando vine hace unas semanas. No sabía de la relación deteriorada por el paso del tiempo, por otra parte lógicamente. Cuatro años en el fútbol son muchos. He vivido los últimos capítulos y doy fe de que la relación no era la mejor. Cuando veo que ellos van llegando al límite, hay un momento en que les digo que tiramos hasta el final o que es mejor romper ahora porque no es tan mal momento porque no se ha empezado la competición todavía. Yo dije que de ser, mejor antes de empezar. La sintonía mía personal con Astu es buena. Mi actitud en todo momento era de escucha hasta Navidad, no ha habido nada personal, si no me ha dado tiempo».

Sobre quién dirigirá hoy el primer entrenamiento del equipo, Gorka expresó que «no nos ha preocupado en exceso, y si tengo que echar una mano unos días, lo hago yo. Pero yo no voy a ser el entrenador. No he venido a eso. Quiero fichar al entrenador lo antes posible pero sin precipitación. Sobre los nombres, ayer ya hablamos. Yo seleccionaré varios candidatos y a Teje y Sando les presentaré más de dos y ellos decidirán conmigo. Quiero que sea un buen entrenador, aunque quizá no sea muy conocido, no me preocupan sus batallas, me importa más la ilusión, que nos guste metodológicamente y su perfil técnico-táctico. Pero tiene que aceptar parámetros de club como que el staff técnico ya está hecho y se tendrá que integrar. Y también tiene que encajar en parámetros económicos austeros. Sobre la plantilla vamos a parar todo hasta que llegue el entrenador, nos ofrecen de todo. Sobre lo que falta por llegar, queremos hablar con el nuevo entrenador».

Sando aclaró sobre una posible oferta a Borja Sánchez, exjugador de la UDS que ha terminado en el Logroñés, que «se habló como con otros jugadores, no se llegó a hacer una oferta. Hubiera sido una ilusión que acabar aquí. Pero disputó el año pasado un play-off de ascenso a Segunda». Gorka añadió sobre este tema que «yo hablo con Borja cada dos o tres meses. No me he salto a nadie, con él y con bastantes más, solo faltaba. Yo sondeo e informo hacia arriba y abajo y todo el mundo lo sabía. Astu debe dar el OK o no. Yo no ficho ni doy bajas, solo provoco situaciones porque tengo confianza con algunos jugadores».

Por ultimo, Sandoval aclaró que el fichaje de Gorka no fue una invitación a que Astu se marchara «porque teníamos en el club una persona que era top en el 95 de las funciones que realizaba como entrenador, fichajes... pero tenía otras carencias que podía pulir Gorka. Este año la directiva nos tuvimos que ver con algunos jugadores por este motivo y solucionar asperezas y nosotros no podemos hacer eso. Creíamos que podía pulir el diamante el bruto que teníamos en la casa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos