FÚTBOL - Fase de ascenso a Segunda B

El Salmantino revive para irse con vida a Sa Pobla

Una acción del partido entre Salmantino y Poblense. /ANTORAZ
Una acción del partido entre Salmantino y Poblense. / ANTORAZ

El Poblense, que desplegó un gran juego, vencía por 0-2 en el Helmántico al descanso y los de Cortés empataron en la segunda parte en la segunda eliminatoria de ascenso A Segunda B

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El CF Salmantino UDS acudirá con la eliminatoria abierta a Sa Pobla después de tenerla totalmente perdida en el estadio Helmántico ante la UD Poblense. El equipo balear vencía por 0-2 tras realizar una gran primera parte pero en la segunda el Salmantino tiró de casta para igualar el choque y al menos marcharse al partido de vuelta del próximo domingo a las 12 en tierras baleares a tener que ganar para pasar o a empatar por más de tres goles. Difícil pero no imposible como lo tenía cuando terminó la primera pate.

En la primera parte al Salmantino le pasó como con casi todos los equipos que han llegado al Helmántico esta temporada a jugar al fútbol. Pasó con el Cristo Atlético, el Ávila, el Numancia B... que con su fútbol y la falta de elaboración de los de Cortés se acabaron imponiendo. Esta mañana con Jaime Hernández dando una lección de fútbol, con un lateral zurdo como Bibi siendo un continuo dolor de cabeza en cada subida y con un técnico valiente que no metió a su equipo atrás en ningún momento del encuentro. Pero al Salmantino esta temporada hay que 'matarlo'. Si se le deja con vida siempre revive.

Cortés apostó por el once esperado con las novedades de Mansour en el centro de la zaga por el mexicano Marco Iván y la presencia de Miguel Ángel en la medular apoyando a Jehu, y que se convertía casi en un central más cuando atacaba el conjunto balear.

El Poblense demostró ser un equipo valiente desde el primer minuto del partido: con la defensa muy adelantada y con el juego combinativo como principal arma para llegar al campo rival. Los dos equipos se fueron tanteando en los minutos iniciales hasta que se asentaron gracias a la posesión del esférico.

Los de Pablo Cortés probaron al meta del Poblense en disparos lejanos pasado el cuarto de hora, primero Jehu con un chut que le botó el portero delante y lo atrapó seguro, y después Caramelo con un zambombazo que desvió a un lado el meta; el tercero fue de Amaro, pero se le fue fuera a la contra. El Salmantino empezó a controlar el partido, con un activo Caramelo en la izquierda y con Amaro empezando a repartir juego.

Pero en el 27 llegó el mazazo: una innecesaria falta de Mansour en la frontal que Jaime Hernández convirtió superando la barrera por encima y poniendo el esférico en la base del palo derecho de Rodri. Igual que el que el Martín Galván le hizo a Unionistas en el derbi de la primera vuelta en el Helmántico.

El partido también tuvo polémica porque en el 35 Caramelo se internó en el área en una de sus cabalgadas y recibió un empujón por detrás que el colegiado dejó sin señalar.

El tanto dio mucha tranquilidad al Poblense, que pasó a dominar el tempo del partido, con Jaime Hernández haciendo casi lo que quería y con el lateral zurdo Bibi siendo un puñal por su banda. Y en el 45 llegó un nuevo mazazo. De nuevo con protagonismo de Mansour. Hizo un mal control para bajar un balón y casi marca Aitor Pons, pero Rodri mandó a córner: pero en el saque de esquina Jaime Hernández cabeceó casi solo al fondo de la red cuando el reloj ya pasaba el minuto 45.

Cortés no tardó ni tres minutos en mover el banquillo. Tenía que hacerlo para buscar la reacción. Retiró a Miguel Ángel para dar entrada a Martín Galván. El Salmantino se la jugó a por todas, atacando por los dos costados y metiendo muchos jugadores en campo rival para intentar meterse en una eliminatoria que tenía casi perdida.

Pudo hacerlo en el 52, con una gran acción individual de Coque con autopase incluido y su pase de la muerte lo remató Caramelo a las manos del meta.

Pero le faltaba fútbol al Salmantino, casi como toda la temporada desde que el presidente echó a María Hernández. Todo lo contrario que el Poblense, que dormía el balón en cada posesión con un Jaime Hernández que dio una lección de fútbol sobre el césped del Helmántico.

Pasaban los minutos y los ataques locales eran ya casi más por orgullo de jugadores como Caramelo, Coque o algún intento sin fortuna de Martín Galván. Cortés hizo sus dos últimos cambios metiendo a Ortiz y Marco.

Polémico penalti

El partido cambió radicalmente en el 77. En un balón largo para Martín Galván, el portero sale y despeja el balón y luego se lleva por delante al mexicano: el colegiado pita penalti entre la sorpresa del Poblense y segunda amarilla para el meta, que minutos antes había visto la primera por perder tiempo. El mexicano marcó y metió de lleno al Salmantino al menos en el partido.

Los de Cortés ya fueron a por todas, no tenían nada que perder. Y Mansour tuvo en la cabeza arreglar su mal partido pero el portero logró despejar el balón.

En la siguiente acción se igualaron las fuerzas porque el que fue expulsado por segunda amarilla fue Caramelo tras una dura entrada en la medular. Y por si fuera poco Martín Galván se lesionó en esa acción y dejó al equipo con nueve porque el Salmantino tenía los tres cambios agotados y el mexicano decidió sentarse en el banquillo.

El Salmantino tiró entonces de épica apoyado por un gran ambiente que se generó entonces en el Helmántico y empató en el 88 con un golazo de cabeza de Ortiz tras un preciso centro de Coque. Así acabó el partido con un 2-2 que le da vida a los de Cortés sin duda.