FÚTBOL - Fase de ascenso a Segunda B

Salmantino y Compostela firman tablas y se jugarán el ascenso en San Lázaro el domingo

Coque intenta marcharse de tres rivales del Compostela. / MARÍA SERNA

El equipo de Cortés merece un mejor resultado tras una gran segunda parte pero tendrá que ganar o igualar a más de un gol para subir a Segunda B

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El ascenso a Segunda B entre el CF Salmantino UDS y la SD Compostela se decidirá el próximo domingo en el mítico estadio de San Lázaro. Los dos equipos han empatado esta mañana en el Helmántico a un gol , el primero de los gallegos en la primera parte y la igualada charra en la segunda por medio de Ortiz. Tras una igualada primera parte, el Salmantino como ha hecho siempre en el play-off cuando le han marcado en casa, se volcó sobre la portería rival en la segunda parte y tuvo ocasiones de sobra para haberse llevado un mejor resultado a Santiago de Compostela pero Murci no tuvo el día. Y como le ha pasado en todo el play-off, el Salmantino no ha ganado en casa y tendrá que dejar todo para la vuelta.

Galería

Pablo Cortés arrancó con su once tipo del paly-off, con Rodri regresando al once en la portería por Echagüe tras su indisposición de la ida y con Amaro superando sus molestias para arrancar por la derecha en la banda, lo que mandó a Garban a la izquierda; Ortiz arrancó por detrás de Murci ayudando a poblar el centro del campo para igualar fuerzas en este sentido con el equipo gallego.

La primera parte fue un combate nulo entre los dos equipos hasta el minuto 42. Muy bien plantados, seguros en defensa y sin riesgos para cometer errores que pudieran poner en peligro la final. Eso hasta que llegó el tanto de Naveira en el fatídico minuto 42.

Ambos habían tenido posesiones largas para intentar sumarse al ataque con el esférico en el piso y sin caer en el balón en largo como estrategia. Lejos de salir contemplativo, el Salmantino salió a por el rival en su campo, muy intenso, ante un Compostela que prefirió guardar fuerzas para más adelante. Incluso disparó a puerta el equipo de Cortés ya a los cuatro minutos con un chut desde fuera del área de Coque a las manos del meta.

Tras los primeros diez minutos de empuje local el partido se igualó en posesión con mucho predominio del centro del campo y poca profundidad por las bandas. Como mucho eran llegadas a tres cuartos con algunos disparos desde fuera del área sin ver puerta como la internada de Saro en el 21 que cruzó en exceso desde la derecha, o la medio volea de Garban desde la derecha que se fue alta.

Pero de ahí hasta el 42 no pasó apenas nada, lo más destacable un remate de media volea de Garban cruzado pero muy desviado.

El partido parecía destinado al empate sin goles al descanso, pero un centro lateral acabó en la cabeza de Naveira, lateral que se había sumado al ataque, y que no desaprovechó para marcar el 0-1 en el marcador. Jarro de agua fría en el Helmántico, aunque Juanan pudo nivelar de cabeza en el 44 pero su remate fue a las manos del meta.

En la reanudación el Salmantino necesitaba reaccionar como tantas veces ha hecho durante la temporada y todas, precisamente, tras recibir un gol del rival en casa, y vaya si lo hizo. Los de Cortés salieron a arriesgar, dejando un poco desguarnecida la zaga y con muchos jugadores en campo rival. Y pudo igualar en el 51 en un córner desde la derecha que Murci remató de cabeza picado en posición inmejorable pero el esférico se fue alto. Y la tuvo de nuevo el punta en el 54 con un balón en profundidad para Murci al que llega forzado y prueba el disparo nada más internarse en el área pero le sale a la zona donde estaba Lucas.

Por su parte el Compostela intentaba darle toda la calma del mundo a cada posesión o falta o favor. Sabía que tenía que romper el ritmo agresivo de los de Pablo Cortés, que es donde más cómodos se han encontrado en la temporada.

Y en la siguiente llegada llegó el merecido empate. Acción de ataquue por la izquierda con Garban, pase para Murci y tras el rechace, el balón le queda franco a Ortiz al segundo palo para igualar la contienda.

El Salmantino ya estaba en 'modo' remontada como en todos los partidos del play-off, con diez jugadores en campo rival, todos menos Rodri, arriesgándose a una contra rival. La volvió a tener el Salmantino para adelantarse en el 74 con una internada por la izquierda de Coque y su pase de la muerte lo desvió a córner el meta cuando Murci tenía la caña preparada para marcar. Y si esa fue clara, mucho más en el 77 cuando de nuevo el punta malogró un chut desde dentro del área porque estrelló el balón en al cara del meta.

Lo estaba dando todo el Salmantino, sabía que el ascenso podía posar por esos minutos. El Compostela trató de estirarse para sacudirse el gran dominio del Salmantino y el recién entrado Sobrino lo intentó con una acción individual por la izquierda marchándose de dos defensas pero su disparo fue manso a las manos de Rodri.

Cortés fue moviendo el banquillo, primero Caramelo (Garban), después Villalobos (Ortiz) y luego el obligado de Izazola por el lesionado Amaro a falta de cinco minutos para el final, para dar má aire al equipo, que empezó a notar el enorme esfuerzo de los anteriores minutos. Pero ya no pasó nada más y el partio acabó en tablas. Todo par la vuelta. Nada menos que un ascenso a Segunda B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos