La Salina dota con dos millones de euros a su nueva Estrategia de Empleo

Chabela de la Torre y Javier Iglesias detallaron los contenidos de la Estrategia de Empleo. /LAYA
Chabela de la Torre y Javier Iglesias detallaron los contenidos de la Estrategia de Empleo. / LAYA

Iglesias pide celeridad a la Junta para que emita su informe favorable porque «no puede esperar una convocatoria tan importante»

C.T.M. / ICALSALAMANCA

La Diputación de Salamanca destina dos millones de euros a la Estrategia de Empleo 2019 para «favorecer el establecimiento de empresas y emprendedores en las zonas rurales» a través de una política puesta en marcha en 2014 que «incide directamente en la fijación de personas en el mundo rural para atajar el problema de la despoblación».

Así lo señaló ayer el presidente de la Diputación provincial salmantina, Javier Iglesias, quien se mostró «orgulloso y satisfecho» del trabajo realizado durante esta última legislatura en materia de creación de empleo, «seña de identidad» de la institución que ahora lanza esta nueva convocatoria destinando «un millón de euros a cada una de las modalidades», si bien «el actual equipo de gobierno de la Diputación tiene la voluntad de añadir las cantidades necesarias para atender todas las solicitudes que cumplan con los requisitos».

La primera de las modalidades se refiere al autoempleo, y en ella la Diputación «subvenciona el cien por cien de la Seguridad Social durante dos años, con un máximo de 6.799 euros, para que el emprendedor se preocupe por su negocio y no por pagar su seguro social». Además, se añade una ayuda de 4.000 euros para el pago de gastos corrientes y, como novedad en esta convocatoria, también se incluye el abono del alquiler de maquinaria y los bienes de equipo «que tengan relación directa con la actividad subvencionada».

Ayudas a la contratación

En cuanto a la contratación por parte de las empresas, la Estrategia de Empleo incluye la financiación del 50 por ciento de los costes salariales a cargo de la empresa durante dos años, con un máximo de 12.000 euros por trabajador, siempre que el contrato se mantenga «durante 24 meses ininterrumpidos y la empresa tenga su sede y actividad fiscal en la provincia de Salamanca».

Además, y para evitar «el truco de echar para contratar y acceder a la subvención», la Diputación de Salamanca también exige que la contratación «suponga un incremento de la plantilla con respecto a los últimos doce meses». Como novedad, en la Estrategia de Empleo 2019 las empresas podrán pedir estas ayudas para hasta tres nuevos trabajadores, cuando hasta ahora solo se permitía para una nueva contratación por empresa.

Los autónomos afincados en la provincia de Salamanca que quieran solicitar estas ayudas podrán beneficiarse de las mismas «siempre que hayan comenzado su actividad desde el 1 de diciembre de 2018 y hasta seis meses después de la publicación de las bases». Estas se publicarán «cuando llegue el informe favorable de la Junta de Castilla y León», a quien Javier Iglesias pidió que «si se diera prisa, estaría muy bien» porque «no puede esperar una convocatoria tan importante por cuestiones administrativas».

«Hay que dar certidumbre a las personas que quieran comenzar un negocio», continuó Iglesias, quien recordó que la petición de las ayudas por parte de autónomos y empresas deberá realizarse antes de que se cumplan 30 días hábiles desde la publicación de la convocatoria, por lo que animó a los interesados a «pedirlas cuanto antes».