La Salina destina 150.000 euros a la futura Escuela de Hostelería y Turismo

Un momento de la firma del convenio entre la Diputación y la Fundación Rodríguez Fabrés. /WORD
Un momento de la firma del convenio entre la Diputación y la Fundación Rodríguez Fabrés. / WORD

Esta partida será para parte de la pavimentación del patio de la Granja de la Vega, donde será ubicada

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y los miembros del patronato de la Fundación Rodríguez Fabrés Juan del Pozo y Juan José Peralta suscribieron ayer en el palacio de La Salina un convenio de colaboración en virtud del cual la institución provincial materializa su colaboración en el proyecto de trasladar la Escuela de Hostelería y Turismo a la Granja de la Vega.

La Fundación Rodríguez Fabrés ha cedido a la Consejería de Educación el uso de la Granja de la Vega para implantar los Ciclos Formativos de Hostelería y Turismo. Las instituciones que forman parte del Patronato de la Fundación (Diputación, Ayuntamiento y Universidad) han asumido el compromiso de colaborar, en la medida de sus posibilidades, para que la futura Escuela de Hostelería y Turismo de Salamanca sea un centro de referencia en Castilla y León.

A través de este convenio, la Diputación de Salamanca aporta un total de 150.000 euros que irán destinados a financiar una parte de la pavimentación del patio que separa el edificio central y los pabellones perimetrales de la Granja.

Como el coste total de la pavimentación asciende a 250.000 euros, los 100.000 euros restantes los aportará la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Educación. La fundación ha encargado y anticipado el pago del proyecto de pavimentación, así como los impuestos y tasas municipales correspondientes.

La Diputación de Salamanca forma parte del Patronato de esta fundación desde que inició su andadura en 1914, tras la muerte de su mecenas, Vicente Rodríguez Fabrés. Se trata de una fundación que lleva más de 100 años trabajando en la educación de niños y jóvenes de la provincia, y que también tiene entre sus fines la enseñanza teórico-práctica en materia de agricultura.

Uno de los apartados más importantes de la acción que desarrollan en el ámbito educativo son las becas de estudios que están dirigidas especialmente a jóvenes de la provincia con escasos recursos económicos, para que puedan continuar sus estudios en la capital. En total se ofertan cada año 122 becas de residencia con alojamiento completo y gratuito para estudiar ESO, Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior, Bachillerato y estudios universitarios.

En opinión del presidente de la Diputación, estas becas ofrecen una oportunidad de futuro para quienes viven en el medio rural y destacó que el vivir en un entorno rural o las dificultades económicas no deben suponer un impedimento para que los jóvenes puedan obtener una adecuada formación.

La provincia de Salamanca tiene una gran vinculación con el sector primario y cuenta con una industria agroalimentaria de primer nivel. El sector turístico vinculado a la gastronomía tiene un gran potencial económico para los municipios salmantinos, por lo que apostar por la creación de una Escuela de Hostelería en Salamanca que se convierta en referencia repercutirá de forma muy positiva en toda la provincia.

Iglesias explicó que se trata de dos áreas fundamentales para ambas instituciones, de ahí el interés por colaborar y complementar así el proyecto impulsado por la Junta para trasladar la Escuela de Hostelería y Turismo a la antigua granja.

 

Fotos

Vídeos