La salida y regreso de papeles del Archivo se ceñirá «estrictamente» a la Ley de 2005

Alfonso Fernández Mañueco, José Guirao y María Josefa García Cirac. /EL NORTE
Alfonso Fernández Mañueco, José Guirao y María Josefa García Cirac. / EL NORTE

Pese a la satisfacción de Mañueco y García Cirac tras hablar con Girao, la asociación Salvar el Archivo insiste en que Cataluña recibirá más envíos

ISIDRO L. SERRANO / WORDSALAMANCA

La salida y regreso de papeles del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) ubicado en Salamanca se ceñirá «estrictamente» a la Ley de 2005, lo que supondrá que se envíen a Cataluña algunos documentos pendientes y la vuelta de otros que carecen de titular.

Así lo ha señalado el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, tras una reunión con el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac.

Sin embargo, y pese a la satisfacción generalizada tras el encuentro, especialmente por parte del alcalde y de la representante del Gobierno autonómico, la AsociaciónSalvar el Archivo de Salamanca, que preside el investigador Policarpo Sánchez, siguió insistiendo ayer, que el acuerdo alcanzado ayer es un «pacto de mínimos», que si bien paraliza futuras reclamaciones, «no impedirá la salida de documentos que fueron retenidos en 2014 y que se utilizarán para que Cataluña devuelva algunos de los documentos que recibió indebidamente. Vamos que nos quieren contentar con migajas».

Compromisos del ministro

El ministro Guirao se comprometió a cumplir los «temas pendientes» de la Ley de Memoria Histórica. En concreto, el ministro se refirió a una serie de documentación que se transfirió a Cataluña con el encargo de que la Generalitat localizara a sus propietarios y se los entregara, cometido que no se ha cumplido por la «ausencia de herederos», de modo que ahora «tienen que volver a Salamanca».

Asimismo, y de acuerdo con la última revisión técnica del año 2014 habría «alguna documentación» que «parece que tendría que ir a Cataluña», dos cuestiones que se estudiarán conjuntamente en la Comisión Técnica, la cual debería reunirse «lo antes posible» para que pudiera ratificarse en el seno del Patronato «previsiblemente en enero» de 2019.

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, declaró que «aunque no es amigo de los plazos», espera que el tema de los papeles esté zanjado en «el primer trimestre de 2019». «Si lo técnico no se atasca, lo político no tiene por qué atascarse», dijo tras la reunión.

En relación al volumen de salida de papeles que estarían pendientes únicamente en cumplimiento de la Ley, el ministro manifestó que se trata de «muy poca documentación».

A este respecto, José Guirao destacó el valor del trabajo técnico ya realizado por la Generalitat en la identificación de los papeles que tienen que devolver a Salamanca, y que figuran en un informe que la Generalitat entregó al Ministerio en julio de 2017.

«Si este regreso no se ha desarrollado antes es porque no se ha reunido la comisión técnica desde 2014», afirmó.

Sobre la petición de salida de otros papeles que no están dentro de la Ley de 2005, el ministro ha indicado que «no se va a contemplar» porque «no está amparadas por la ley» y por lo tanto «no entra en ningún tipo de discusión».

Además, el titular de Cultura se comprometió a «potenciar y mejorar» el Centro Documental para que sea «un gran centro, el más completo posible, para el estudio de un periodo histórico de España», para lo que se contemplarán las ideas de la Junta y del Ayuntamiento de Salamanca y se analizarán en la próxima reunión del patronato del archivo.

Satisfacción del alcalde

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se mostró «satisfecho» por la reunión para hablar sobre la situación del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH).

Al término del encuentro, el regidor municipal insistió en la «satisfacción» del Ayuntamiento por el «acuerdo» alcanzado con el ministro, quien se ceñirá al «cumplimiento estricto» de la Ley de la Memoria Histórica aprobada en 2005.

Fernández Mañueco señaló que hay «flecos pendientes» por «resolver, en base a esos criterios técnicos –de 2005–» y que el Ejecutivo central «no tiene entre sus prioridades una nueva ley» sobre posibles nuevos envíos fuera de esa legislación vigente.

Por ello, tras su reunión con el ministro y con la consejera autonómica, el alcalde de Salamanca reseñó que «no van a salir nuevos papeles distintos de los que están amparados por la ley de 2005».

Asimismo, valoró que el Gobierno mantenga su «apuesta» por que el Centro Documental de la Memoria Histórica, conocido antiguamente como Archivo General de la Guerra Civil, sea «un gran archivo nacional, y que el patronato ahora deberá estudiar si la documentación que albergue vaya desde tiempos de la II República hasta la Transición».

Por este motivo, Alfonso Fernández Mañueco insistió en la importancia de «potenciar» el centro con sede en la ciudad de Salamanca e «incrementar el número de documentos» que alberga actualmente.

Finalmente, la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, mostró también su satisfacción tras la reunión con el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, en la que éste se ha comprometido a cumplir con lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica de 2005 referente al Centro Documental de Salamanca, así como al impulso de esta entidad.

En declaraciones al concluir el encuentro García Cirac destacó «el tono» en que se ha desarrollado, así como los «objetivos compartidos» por todas las partes.

En este sentido, la consejera insistió en el impulso al centro salmantino y el cumplimiento de la ley de 2005 acordado este martes en la sede ministerial.