La salida de Chiquimarco deja huérfano al banquillo del Salamanca CF UDS

Zurita y Chiquimarco estrechan las manos en el estadio. /SERNA
Zurita y Chiquimarco estrechan las manos en el estadio. / SERNA

El equipo afronta esta tarde el arranque ligero ante el Arenas de Getxo sin que se sepa aún quién se sentará en el Helmántico tras la destitución del mexicano

I. L. S. / WORD

Ni los peores enemigos del Salamanca CF UDS podrían imaginar que el equipo iba a comenzar así la temporada. Sin entrenador, con el mediático exárbitro y recién nombrado técnico, Chiquimarco, cesado de manera fulminante ayer por la mañana, despotricando en los medios y dejando las miserias del club al descubierto; con algunos jugadores alegrándose de su abrupta marcha y con la afición perpleja ante un nuevo episodio de la zozobra en la que parece inmerso este club.

Pues así saltarán esta tarde a las 19 horas al césped del Helmántico los jugadores del Salamanca CF UDS para enfrentarse al Arenas de Getxo en el primer partido de la temporada en el Grupo II de Segunda B.

Es evidente que ellos tendrán más información que nadie, pero por mucho que la salida de Marco Antonio Rodríguez les haya tranquilizado, no es probable que salten al terreno de juego en las mejores condiciones para afrontar el primer partido de Liga.

El caso es que hay muy pocas opciones para cubrir la plaza de entrenador este domingo. Al parecer, Pablo Cortés, entrenador del filial, que ayer debuto ante el Virgen del Camino en Tercera, y habitual 'apagafuegos' en este tipo de crisis en el Salamanca CF, tampoco podrá sentarse en el banquillo.

Así que el club deberá tirar de alguien del cuerpo técnico para cubrir el expediente y desde la grada podría ser Rafa Dueñas, el segundo entrenador de Trejo que tampoco tiene título para dirigir al equipo el que dé las instrucciones. Eso sí, parece ser que nadie salvará de una multa de la RFEF al club. Toda una incógnita que nadie ha querido desvelar.

Todo este tinglado surge a raíz de un escueto comunicado en el que el club comunicaba a primera ahora de la mañana que Chiquimarco había sido cesado, deseándole lo mejor para su futuro.

La reacción del dolido ya exentrenador, al que ya se había visto algo nervioso en la rueda de prensa previa al partido el pasado viernes, no se hizo esperar.

En su Twitter respondió afirmando que; «Cesado? El título de entrenador Grado Superior o UEFA PRO debe ejercerse con profesionalismo y ética. Un genuino entrenador No vende al mejor postor, su inversión de años de preparación y jamás permitas ser prestanombre y que otros sin la cualificación europea, te utilicen.»

Revuelo mediático

Y a partir de ahí, el revuelo mediático fue incesante, y el diario deportivo 'Marca' recogía las primeras declaraciones de Chiquimarco, que no dejaron títere con cabeza.

Que si le habían impuesto un segundo entrenador que no quería trabajar con él y no tenía título. Que le habían sugerido a qué jugadores debía poner en el partido. Que había «traicioneros», incluidos algunos jugadores, dentro del club. Que no le habían dejado hacer su trabajo y le habían cesado desde las altas esferas del club porque se habían dado cuenta que no había venido a Salamanca para poner su carnet...

En definitiva, que poco más hay que especular hasta que el club decida explicar las circunstancias en las que se ha producido su cese.

Lo cierto es que, respecto a lo importante, el fútbol, poco se sabe, porque Chiquimarco nada quiso decir el viernes en su última comparecencia pública en Salamanca sobre su equipo, o su sistema, o sobre lo que conocía del rival, el Arenas de Getxo, se limito a decir que «vamos a ganar», que es lo que mejor que podría pasar esta tarde en el Helmántico.