Fútbol - Segunda B

El Salamanca CF UDS vence al Badajoz por la mínima en un partido serio

Chaton fue el autro del gol de Salamanca CFUDS. /WORD
Chaton fue el autro del gol de Salamanca CFUDS. / WORD

Un gol de Chatón en la primera parte sirvió a los de Trejo para hacerse con un partido bastante bronco por momentos y sin muchas ocasiones

I. L. S. / WORDSALAMANCA

Victoria por la mínima del Salamanca CF UDS ante el Badajoz en un partido que poco tuvo de amistoso por la dureza con la que se prodigaron por momentos los jugadores, y en el que los de Trejo dominaron durante algunas fases pero sin que el equipo visitantes le perdiese la cara al partido disputado en el Helmántico.

José Luis Trejo alineó de inicio a Dani Sotres, Carpio, Adri Crespo, Chatón, Borja López, One, Amaro, Rafa Mella, Martín Galván, Edu Ubis y Uxío da Pena.

Tras unos primeros minutos de tanteo sin apenas llegadas al área, un robo de balón en el centro del campo, en el minuto 4 pilló descolocada a la defensa del Badajoz y el Salamanca montó un rápido dirigido por Martín Galván flanqueado por Uxío y Ubis, que acabó en nada porque el delantero gallego no pudo controlar el pase del mexicano.

La respuesta del Badajoz no se hizo esperar y un duro tiro lejano de Corredera obligó a Sotres a realizar un buena parada despejando el balón lejos de la portería, en el minuto ocho.

El Salamanca parecía animarse y a punto estuvo de conseguir el primer gol en una jugada ensayada tras un saque de falta de Galván, que, cuando todo el mundo pensaba que iba a disparar directo a puerta, bombeó suavemente el balón sobre la barrera para hacerlo llegar a Uxío que remató con cierta habilidad pero el portero visitante logró enviar el balón a córner con una acrobática 'polomita'.

El Badajoz esperaba su oportunidad y en un error al intentar cortar un balón por parte de la defensa salmantina, Carlos Portero logró robar el balón y prácticamente solo encaró a Sotres, pero su disparo raso fue despejado, no sin problemas, por el portero local.

Tras las dos buenas ocasiones para ambos equipos, el partido entró en una fase más anodina, con el balón siempre en el centro del campo, lo que propició que el juego se endureciese con varias faltas por parte de ambos conjuntos.

El partido perdió completamente el ritmo con el que se habían desarrollado los primeros 20 minutos, aunque era el Salamanca el que intentaba presionar más y se acercaba al área rival. Fruto de esa presión, forzó un córner que tras ser lanzado acabó de nuevo en saque de esquina, y esta vez sí, fue Chatón quien aprovechó su envergadura para alzarse sobre los defensas rivales y de un certero cabezazo picado al palo derecho de la portería, logró batir a Royo en el minuto 36.

El gol en contra espoleó a los jugadores del Badajoz que adelantaron líneas y consiguieron que el balón comenzase a rondar el área del Salamanca CF UDS con varios centros que no encontraron rematador.

Tras el paso por los vestuarios, fue el Badajoz el que pareció salir más enchufado e intento asediar el área del Salamanca CF UDS, que y había introducido tres cambios en el equipo e intentaba sacudirse la presión sin lograr hilvanar jugadas.

Trejo decidió mover el banquillo y a los 20 minutos de la segunda parte ya había siete jugadores nuevos en el terreno de juego.

Los movimientos no hacían efecto y seguía siendo el Badajoz el que dominaba el juego. Así, en el minuto 65, el recién incorporado Jairo logró empalmar un disparo que acabó en córner tras rozar el palo derecho de la portería de Sotres, y nuevamente tras el saque de esquina, el Badajoz volvió a disponer de una nueva ocasión que no supo materializar.

El Salamanca comenzó a salir de su campo y en el minuto 70 logró hilvanar una rápida jugada de ataque que acabó con Diego Vargas solo ante Royo, pero disparó flojo abajo y el portero visitante atajó sin problemas el balón.

El partido se convirtió en un correcalles con el balón moviéndose de área a área, lo que despertó a la afición, que también reprochó a los jugadores pacenses la dureza con la que actuaron en un par de ocasiones, obligando al colegiado a mostrar dos tarjetas amarillas en pocos minutos.

El Salamanca CF UDS comenzó a mover el balón con acierto en el centro del campo provocando los «olés» del público, aunque salvó con un disparo lejano de Martín Galván, los de Trejo seguían sin generar verdadero peligro en el área rival.

No varió mucho la tónica hasta el final del partido, con un toma y daca constante en el centro del campo que no se tradujo en ocasiones claras.