FÚTBOL - Segunda B

El Salamanca CF trata de explicar el fracaso en el fichaje del central francés Bijimine

Bijimine, en el Helmántico el pasado domingo. /MARÍA SERNA
Bijimine, en el Helmántico el pasado domingo. / MARÍA SERNA

El club ha tenido que renunciar a su fichaje, ya anunciado, porque el defensa estaba inscrito con otro club

REDACCIÓN / WORDSalamanca

El Salamanca CF ha tratado de aclarar a través de un comunicado el fracasado intento de su dirección deportiva de reforzar la defensa del equipo fuera del mercado y que ha terminado con la imposibilidad de inscribir al central Bijimine tras haber anunciado su fichaje. «A través del presente comunicado, el Salamanca CF aclara la situación actual del fichaje de Jonathan Bijimine tras detectar que un equipo francés había tramitado su ficha federativa con anterioridad a su fichaje por el club blanquinegro. Desde hace semanas, incluso antes de la finalización del mercado invernal, el Salamanca CF UDS había estudiado la opción de incorporar al futbolista galo como refuerzo cara a la recta final de la temporada. Tras varios contactos, se inician las negociaciones con el agente del jugador, toda vez que el futbolista, que compitió con el UD Logroñés en la primera vuelta, expresa su deseo y disponibilidad para jugar en el Salamanca UDS. Después de alcanzar el acuerdo, el futbolista llega el pasado fin de semana a la ciudad y tras pasar el lunes el pertinente reconocimiento médico, el club blanquinegro procede a tramitar su ficha, momento en el cual, a través del sistema habilitado por la Real Federación Española de Fútbol se detecta la imposibilidad de registrarlo. Tras realizar las consultas oportunas, el motivo es que un club amateur francés, cercano a su localidad de residencia, había tramitado su ficha federativa, algo que imposibilita esta opción en España. En todo momento, el jugador, que lo único que pretendía era poder mantenerse en forma, desconocía esta situación. El hecho de tratarse de un equipo amateur hacía más difícil la verificación, dejando bien claro la buena intención del futbolista y de su agente. El defensa galo no tuvo en ningún momento intención de jugar con dicho equipo».

«Desde el Salamanca CF se aclara que, en todo momento, las negociaciones siguieron el curso habitual para el fichaje de futbolistas. Obviamente, el club es el primero en lamentar todo lo sucedido y en entender el disgusto de algunos aficionados. Por este motivo, el club quiere transmitirle todos los ánimos al futbolista, que está pasando un momento duro por este motivo y desearle la mejor de las suertes», finalizan desde la entidad.