Salamanca recupera «del olvido de la historia» a 22 «pioneras» de la Universidad

Una pareja fotografía uno de los medallones de la exposición. /LAYA
Una pareja fotografía uno de los medallones de la exposición. / LAYA

Una exposición al aire libre reivindica el rol de la mujer «en todas las ramas del conocimiento»

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

La Plaza Mayor estrenó ayer 22 nuevos medallones, dedicados a la memoria de otras tantas «pioneras» de la Universidad de Salamanca cuyos logros se perdieron entre los pliegues de la historia. La exposición, titulada ‘Rostros del olvido’, es el fruto del trabajo conjunto de Ayuntamiento, Universidad y Junta de Castilla y León, además de las asociaciones ID Arte y Mujeres Dos Rombos, encargadas de diseñar y ‘fabricar’ los citados medallones.

Éstos, como puede observarse en las fotos, no son de piedra ni están tallados en las enjutas de los arcos de la Plaza. Tampoco tienen los rostros de reyes, conquistadores o literatos. De hecho, algunos ni siquiera tienen rostros como tal, sino frases o abstracciones. Según las comisarias de la obra, María Ortega y Pepa Badiola, las 22 artistas elegidas para diseñar los medallones tenían «libertad absoluta para interpretar a su mujer». Hay piezas al óleo, en barro o impresiones digitales y están elaboradas a prueba de inclemencias meteorológicas. Lo de menos era cómo se plasmase la idea. Lo importante era recuperar la memoria de las 22 elegidas.

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, explicó ayer que este «gran proyecto» aspira a «rescatar del olvido de la historia» a mujeres vinculadas con la Universidad «cuyos logros fueron silenciados». Una «red de prejuicios y estereotipos en las sociedades» han «silenciado las aportaciones de las mujeres en todas las ramas del conocimiento» y es momento «de empezar a saldar la deuda de la sociedad con las mujeres, sus aportaciones y su protagonismo real a lo largo de la historia». La exposición es «un paso importante» de las instituciones salmantinas por «reconocer a tantas mujeres».

El vicerrector de Política Académica y Participación Social de la Universidad, Enrique Cabero, calificó el proyecto como «modélico por objetivos, ideas y plasmación». Cuando las dos asociaciones de artistas presentaron su idea a la Universidad «tuvimos la sensación de que era la gran ocasión para dar visibilidad y luchar por la igualdad». Las comisarias destacaron «cómo con esta imagen tan salmantina y universitaria como son los medallones se podían hacer una colección en la Plaza con los rostros de esas mujeres tan importantes en el avance de la igualdad efectiva, de la ciencia y el conocimiento». El machismo «deforma» las sociedades y la muestra «pone rostro y suprime el olvido de las pioneras de la Universidad».

Contenidos

Una de las comisarias de la obra, Pepa Badiola, detalló parte de los contenidos de ‘Rostros del olvido’.

Ésta consta de 22 paneles con 22 medallones. El número no es casual, ya que 22 son los medallones de la Plaza que están sin tallar. En cuanto a quiénes aparecen en cada uno, se trata de rostros o trazos pictóricos dedicados a diferentes universitarias. La más conocida es Lucía de Medrano. El resto, explicó Badila, son estudiantes de principios del siglo XX, ya que las mujeres no pudieron acceder a la educación superior en igualdad de condiciones hasta 1910. Junto a los retratos aparecen unas líneas de texto explicando quiénes fueron, qué estudiaron y sus méritos para figurar en la exposición. Según la comisaria, son «pinceladas» sobre su vida y obra.

Los 22 medallones recuperan la historia de otras tantas alumnas del centro de estudios

Las dos agrupaciones artísticas presentaron la idea a la Universidad con motivo de su VIII Centenario. El centro de estudios les facilitó datos sobre las pioneras y distribuyeron los nombres «aleatoriamente» entre las artistas que se sumaron al proyecto, cinco de las cuáles son salmantinas. Los medallones están en la Plaza para que el espectador «se encuentre con la obra y se sorprenda e interactúe con el arte». Quieren que «se promueva una reflexión social de la situación de la mujer». La exposición, obviamente, está dedicada «a las pioneras, a lo que tuvieron que sufrir, a las del presente que luchan por la igualdad y para que sirva como referente a las mujeres futuras. Y alas que no han tenido oportunidad de estudiar por motivos familiares, sociales o económicas».

Las 22 piezas obras serán donadas a la USAL para colaborar con 2018. Antes de que eso suceda estarán en la Plaza Mayor durante una semana y después se trasladarán a otros escenarios de la ciudad. El 17 de marzo se llevarán a la Casa de las Conchas, donde estarán hasta el 6 de mayo. Y el 9 de mayo, nueva ‘mudanza’ a Fonseca, donde permanecerán hasta el 31 de octubre.

Entre los actos previstos para conmemorar hoy el Día Internacional de la Mujer destaca el acto de reconocimiento y entrega de distinciones a Feli Cañada Miguel, Francisca Rodríguez Martín y Magdalena Hernández Mediero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos