Salamanca podría perder a la cuarta parte de sus médicos durante la próxima década

Intervención quirúrgica en el Complejo Hospitalario de Salamanca. /LAYA
Intervención quirúrgica en el Complejo Hospitalario de Salamanca. / LAYA

El Colegio de Médicos explica que el 25% de los doctores tienen 55 o más años y advierte de que se avecina una situación «muy seria»

D. BAJO / WORDSALAMANCA

El Colegio Oficial de Médicos de Salamanca advirtió ayer de que la sanidad de la provincia se enfrenta a un severo problema de envejecimiento a medio plazo. Según el informe 'Recursos médicos en Salamanca: realidad y futuro. El reto de las plantillas', casi la cuarta parte de todos los facultativos de la provincia tienen entre 55 y 65 años y a lo largo de la próxima década podrían jubilarse 673 médicos. En palabras del presidente del Colegio de Médicos, Santiago Santa Cruz, la profesión en Salamanca está «notablemente envejecida». La edad media es de 51,3 años, pero en algunas especialidades es muy superior. Salamanca, dentro de Castilla y León, forma parte de una de las comunidades con la media de edad más alta, junto a Galicia, Cataluña, Andalucía, Asturias y Cantabria.

'Recursos médicos en Salamanca: realidad y futuro. El reto de las plantillas' desmenuza la realidad de la profesión. Actualmente, según el estudio, la provincia cuenta con 2.668 médicos colegiados, de los que 1.694 están en activo en el sistema público y privado. También hay 275 MIR. El resto están retirados y ejercen la medicina privada, están completamente jubilados o están desempleados.

El Colegio de Médicos lleva tiempo advirtiendo sobre el problema que se avecina. Ayer presentaron públicamente el citado informe, que pone negro sobre blanco la compleja situación de la Medicina de Salamanca y del resto de Castilla y León. Ninguna otra Comunidad Autónoma ni tampoco el Ministerio de Sanidad dispone de un estudio con este detalle.

Atención primaria

Santiago Santa Cruz comentó que la Medicina Familiar y Comunitaria está abocada a pasar por una situación «muy seria». La mayoría de facultativos tienen «edades avanzadas» y la provincia se enfrenta a «un problema muy serio de reposición» porque entran muy pocos médicos de familia nuevos en el sistema.

El envejecimiento se nota especialmente en la Atención Primaria. Los centros de salud de Garrido Norte, Periurbana Norte, Periurbana Sur, San Juan y Universidad Centro son paradigmáticos. Entre el 82% y 100% de sus plantillas tienen 55 o más años. Y la situación en la provincia es aún más complicada, ya que los mayores de 55 años predominan en la mitad de los 26 centros de salud provinciales.

Urgencias no encuentra sustitutos para cubrir las vacaciones veraniegas de sus médicos

Medicina Familiar tiene pocos especialistas y los que ejercen cumplen cada vez más años, pero ni mucho menos es la única especialidad que sufre problemas. Su edad media es de 56,2 años, aunque en Cirugía Maxilofacial frisa los 70, en Geriatría ya está en los 64 y en Estomatología supera los 62. Medicina Nuclear, con 47,7 años, es la especialidad más 'joven' de Salamanca.

La solución definitiva posiblemente trascienda a las capacidades de Salamanca o de Castilla y León, porque la falta de médicos será muy pronto un problema nacional. Calculan que unos 70.000 facultativos se jubilarán a lo largo de la próxima década. No es aventurado decir que vienen años de falta de médicos y de especialistas.

Castilla y León, además, no parece un destino especialmente atractivo para los doctores. «Salamanca forma médicos que después no se quedan», lamenta Santiago Santa Cruz. Andalucía, Cataluña y Castilla y León son las regiones que más facultativos 'exportan'. El presidente del Colegio de Médicos añadió que la Consejería de Sanidad deberían tratar de fidelizar «el 95%» de quienes finalizan su especialidad. Las administraciones han de ofrecerles u horizonte «atractivo», con estabilidad laboral y perspectivas de futuro. En esta línea, también considera que deberían incrementarse la plazas MIR. España cuenta con 44 facultades de Medicina (muchas creadas «sin previsión» y sin considerar si hacían falta) y licencia cada años a 7.000 nuevos médicos, pero éstos no pueden ejercer si no tienen la especialidad. El año pasado se convocaron 6.513 plazas para 14.448 aspirantes. Consecuencias: «se crea una bolsa de médicos en paro» y no se resuelve el problema de la falta de especialistas.

Problemas veraniegos

Santiago Santa Cruz señaló además la «precariedad» que sufren las urgencias hospitalarias de Salamanca, donde hay 45 médicos, pero sólo 21 con plaza fija. Respecto al resto de facultativos de la unidad, cuatro están en comisión de servicios, seis como interinos, cinco en calidad de sustitutos de larga duración, dos en el apartado de sustitutos de corta duración y otros siete contratados.

Las Urgencias tienen «una alta tasa de temporalidad» y muchos médicos se marcharán si encuentran mejores destinos.

La situación es tan compleja que aún no han encontrado sustitutos para cubrir las vacaciones veraniegas. «Puede haber menos efectivos» en Urgencias «porque no hay sustitutos» y «lo mismo podría pasar en otras especialidades». Sacyl ahora tendrá que afrontar un «tema serio», que es el de sustituir al personal durante los meses de vacaciones de la plantilla de Urgencias.