Salamanca lidera la caída del desempleo en la región y cierra el año con 23.037 parados

Un trabajador cambia una instalación eléctrica en una calle de Salamanca. /LAYA
Un trabajador cambia una instalación eléctrica en una calle de Salamanca. / LAYA

Los contratos en el sector servicios reducen las listas en 407 personas en diciembre, el descenso más alto

ISIDRO L. SERRANO / WORDSALAMANCA

El sector servicios volvió a marcar, como durante todo el año, la evolución del mercado laboral. Si la hostelería, sobre todo, aunque también el comercio, pasan por temporadas buenas, la evolución del paro en Salamanca arroja un saldo positivo, de lo contrario, como sucedió hace unos meses, concretamente durante tres consecutivos, el desempleo crece.

De esta forma, la campaña de Navidad, tanto en bares, restaurantes y hoteles como en los comercios, ha marcado la recuperación del mercado laboral en el último mes del año. Tanto, que la provincia lidera la caída del paro en Castilla yLeón, donde hubo cinco provincias en las que el desempleo creció a pesar de la coyuntura económica.

Así, los datos registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo tras la finalización del año 2018 arrojan que Salamanca tiene 23.037 parados. Es decir, 407 menos que en noviembre (-1,7%) y 2.449 menos que hace un año (-9,6%).

De las 23.037 personas desempleadas, 9.507 son hombres, 112 más que en el mes pasado y 13.530 son mujeres, 519 menos que en el pasado mes de noviembre.

Respecto a los sectores de producción, el balance anual termina con 736 parados en el sector de la agricultura, 67 menos que en 2017. 1.533 en el sector de la industria, 166 menos que hace un año. 1.939 en el sector de la construcción, 547 menos que hace un año y 16.455 en el sector de servicios, 1.422 menos.

Por lo respecta al mes anterior, es en esas cifras en las que se hace más evidente el peso que el sector servicios tiene en la economía salmantina, y por lo tanto en la evolución de su mercado laboral. De esta forma, respecto al mes de noviembre, el paro subió ligeramente en agricultura e industria (2 y 3 personas respectivamente; registró una importante subida en la construcción (132); mientras que bajó en le colectivo de personas sin empleo anterior (135) y especialmente en el sector servicios, con 389 parados menos durante el último mes.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social en Salamanca alcanzó los 119.785 en el mes de diciembre de 2018, con un aumento medio interanual de 2.667 trabajadores, un 2,28% más, y una variación media mensual del -0,10%, con 117 afiliados menos respecto al mes anterior.

Con respecto a las cotizaciones, 92.963 son del Régimen general, 12 menos que hace un mes y 26.822 en el régimen de autónomos, 104 menos que en noviembre.

Contratos y prestaciones

En todo el año 2018 se han realizado un total de 123.282 contratos, 7.143 contratos más que en 2017. Con unos porcentajes de temporalidad inasumibles, según denuncian los sindicatos. Un 9,05% de contratos indefinidos frente a un 90,95% de contratos temporales.

Pese a lo positivo de las cifras y el descenso en casi de 2.500 personas en las listas del paro, los sindicatos siguen criticando, además de la temporalidad, las coberturas que reciben las personas que se quedan sin empleo en la provincia.

Así en cuanto a las prestaciones y a la calidad de vida de las personas que continúan en desempleo, los datos siguen siendo «elocuentes y preocupantes».

Cerramos un año 2018 en el que de las 23.037 personas que están en desempleo, no cobran ningún tipo de ingreso 12.101, un 52.52%, un porcentaje algo inferior al año 2017 en el que un 54.86% de los parados se encontraba en estas circunstancias.

Por lo tanto, 10.936 perciben algún tipo de ingreso, remarcando que un 42.9% perciben una prestación contributiva frente a un 57.1% que perciben ayudas o subsidios. Respectivamente, en 2017 este dato fue del 41% en el caso de las prestaciones y un 59% en el caso de los subsidios.

De igual modo, este ha sido un año en el que se ha vuelto a perder poder adquisitivo por parte de las personas que cobran algún ingreso estando en desempleo, la cantidad media que se percibía en 2017 era de 773.8 euros y cerramos el 2018 con 770.5 euros.

Castilla yLeón

Por lo que respecta al conjunto de la región, el paro cayó en Castilla y León en 15.623 personas en 2018, hasta cerrar el ejercicio con un total de 147.365 desempleados, con una merma porcentual del 9,59 por ciento en la variación interanual que situó a la Comunidad a la cabeza de las autonomías, frente a un descenso nacional paralelo del 6,17 por ciento, hasta los 3.202.297 parados. Por su parte, el número de desempleados se redujo en la Comunidad en el duodécimo mes del año, en relación a noviembre, un 0,08 por ciento (115 menos), mientras que a nivel nacional el descenso fue del 1,55 por ciento, según los datos ofrecidos hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En este mes se formalizaron 64.812 contratos en la Comunidad, un 2,7 por ciento menos que un año atrás, y el 90,74 por ciento de los mismos fue de carácter temporal.

En la evolución anual, los datos de paro bajaron en todas las provincias de la Comunidad. Los descensos más pronunciados en términos porcentuales se registraron en Zamora (11,11 por ciento y 1.481 parados menos); Segovia (10,93 por ciento y 860 desempleados menos); en Valladolid (10,48 y 3.663) y Ávila (9,92 y 1.273). Mientras, en León el dato cayó un 9,8 por ciento, con 3.306 inscritos menos en las listas; en Salamanca un 9,61 por ciento (2.449); en Palencia, un 7,68 (799 menos); en Burgos, un 7,61 por ciento de bajada (1.553 personas que encontraron empleo); y en Soria, que con un 6 por ciento y 239 personas menos fue la provincia con una evolución más moderada en términos porcentuales.

En relación al mes de noviembre de 2018, el paro descendió en solo cuatro provincias, con Salamanca registrando la reducción más acusada, de un 1,74 por ciento (407 parados menos), seguida por Burgos con una caída del 1,23 por ciento (235 parados menos), León (0,65 por ciento y 200 desempleados menos) y Ávila (0,42 por ciento de reducción y 49 parados menos). Por el contrario, en Soria subió un 4,17 por ciento (150 más), en Palencia lo hizo un 2,39 por ciento (224), en Valladolid un 1,01 por ciento (314), en Segovia un 0,83 por ciento (58) y en Zamora aumentó un 0,25 por ciento (30).

Por sexos

De los 147.365 parados registrados en la Comunidad, 83.916 eran mujeres y 63.449 hombres. Además, 12.521 tenían menos de 25 años. Por sectores de actividad, los servicios continuaron a la cabeza en número de desempleados en la Comunidad, con 98.486, por delante de la industria, con 13.560; la construcción, con 11.905, y la agricultura, con 9.462. Además, el número de demandantes sin empleo anterior se situó en 13.952 personas.

Por otra parte, en diciembre se firmaron en la Comunidad 64.812 nuevos contratos, 9.843 menos que en noviembre (13,18 por ciento de caída). En este caso, a nivel nacional, se formalizaron 1,7 millones, lo que supuso un descenso mensual del 8,44 por ciento y 157.541 contratos menos. En términos interanuales la caída en Castilla y León fue del 2,7 por ciento, con 1.801 contratos menos, frente al aumento del 3,49 por ciento del conjunto de España, con 57.615 contratos más.

Del total de contratos de la Comunidad, 58.816 fueron temporales, el 90,74 por ciento, y 5.996 indefinidos. Valladolid, León y Burgos aglutinan la mayor parte de los contratos fijos, con 1.691, 1.143 y 903, respectivamente, si bien también son las provincias que mayor cifra de temporales contabilizan, con 14.896, 8.278 y 8.925 respectivamente.