FÚTBOL - Segunda B

El Salamanca CF, del drama al éxtasis con remontada para acercarse a la salvación (3-2)

Los jugadores del Salamanca CF celebran el 3-2 ante el Navalcarnero. /MARIA SERNA
Los jugadores del Salamanca CF celebran el 3-2 ante el Navalcarnero. / MARIA SERNA

El equipo charro caía al descanso por 0-2 ante el descendido Navalcarnero y en la segunda mitad logró una gran remontada que le aleja del descenso

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Una remontada que puede valer una salvación. El Salamanca CF se ha impuesto por 3-2 al CDA Navalcarnero, equipo madrileño que en la jornada anterior descendió matemáticamente a Tercera después de una gran remontada en la segunda parte. El equipo charro se fue al descanso cayendo por 0-2 ante un rival crecido, pero en apenas veinte minutos en la segunda parte y apoyado por unos 10.000 seguidores en la grada del Helmántico -según anunció el club-, logró tres tantos por medio de Manu Molina, de penalti a lo Panenka, de Chatón de cabeza y de Santi Luque -un golazo-, para colocarse con 43 puntos en el puesto 13º a falta de nueve en juego en las tres últimas jornadas. Así, el equipo charro, que al descanso estaba en posición de play-out, termina la jornada cinco puntos por encima del descenso y dos por encima de la promoción de descenso, puesto que ahora ocupa el filial de Las Palmas con 41 puntos.

Calderón inició el partido sin sorpresas en el once, con dos laterales muy ofensivos casi extremos como Calero y Mena, la medular con Amaro, Chatón y Molina, y arriba Asdrúbal y David Torres. Como era de esperar ante un rival que no se jugaba nada en el encuentro, no le costó demasiado al Salamanca CF llevar el peso del partido aunque sin llegadas de interés en los primeros minutos. De hecho fue el Navalcarnero el que pudo adelantarse a los diez minutos cuando el visitante Mena probó a Sotres desde la frontal y el meta del Salamanca CF desvió a córner.

La respuesta local llegó solo cuatro minutos después, en este caso Asdrúbal, el que lanzó pero salió desviado. La más clara de la primer tiempo de los locales llegó a balón parado en el 18 con una falta escorada a la izquierda de Calero que intentó el lanzamiento directo que Héctor desvió de puños con una palomita.

Al equipo de Calderón siempre le faltaba algo, estaba en las inmediaciones del área pero el último pase, el tiro desviado... no terminaba de meterle miedo a un Navalcarnero que se fue creciendo con el paso de los minutos ante la ineficacia del Salamanca CF.

Tanto fue así que en el 30 llegó el primer mazado para el Salamanca CF en forma de gol. Centro desde la derecha y golazo de cabeza de Fran Santano haciendo un gran giro de cuello desde el interior del área para batir a Sotres.

El Salamanca Cf acusó el golpe y ya se quedó en la zona de tres cuartos sin ni siquiera inquitar a un Navalcarnero al que le era suficiente con estar ordenado atrás para salir rápido a la contra a buscar a Esnaider, Hakim, Mena o Fran Santano.

De ahí al descanso solo con dos córners fue capaz de generar algo de peligro el equipo de Calderón: en el 34 fue Jehu el que cabeceó alto obstaculizado por un rival y en el 36 fue Calero el que cruzó demasiado su remate.

Pero el gran mazazo llegó en el 40. En otra acción con muchos jugadores del Navalcarnero en campo rival, Mena enganchó un balón en la frontal potentísimo que se coló en la portería de Sotres para poner el 0-2. Los pitos de la grada en el Helmántico empezaron a ser latentes desde ese instante al descanso. Con la victoria del Burgos al descanso y los resultados de la mañana, en ese instante el Salamanca CF estaba en el puesto de promoción de descenso.

Necesitaba reaccionar rápido el equipo de Calderón tras el descanso y lo hizo. El gaditano ya hizo dos cambios en la reanudación danto entrada a Manu Molina y Luque -vital en el partido porque revolucionó al equipo con su verticalidad- por Armando y Amaro, por lo que pasó a defensa de cuatro con Sergio Molina junto a Jehu en el centro de la defensa. Precisamente Luque fue el primero que tuvo incidencia en el partido con algo que le había faltado a su equipo en la primera parte: profundidad. El atacante cogió el pasillo interior y su potente chut le va al cuerpo al meta que despeja de puños. En el 55 fue Calero el que probó también al meta en otra internada ahora por la derecha y el balón terminó en saque de esquina. Y en la reanudación, en el 56 llegó un absurdo penalti de Abu, que se resbaló y derribó a David Torres en el interior del área. Cogió el balón Manu Molina y marcó a lo Panenka con enorme sangre fría.

El asedio del Salamanca CF ya fue constante aunque el CDA Navalcanero también trataba de estirarse a la contra para intentar sacarse el agobio de encima.

La polémica

De hecho en el 59 el delantero madrileño Abu reclamó un penalti por falta de Mena, que no vio llegar al punta y al levantar la pierna para despejar se lo llevó por delante. El trencilla dejó seguir el juego entre las protestas de los jugadores visitantes.

El Helmántico ya fue un hervidero cuando Chatón, en el 62, logró la igualada con un gran testarazo imponiéndose con su gran altura a toda la zaga madrileña. El grito de 'Sí se puede' fue unísono en el Helmántico. Y en el 70 llegó el éxtasis el campo salmantino con la verticalidad de Luque, el extremo se coló en el área por el pico izquierdo del área y buscó con gran acierto el palo contrario para poner el 3-2 en el marcador. Remontada conseguida con 20 minutos por delante para rematar la faena.

Pudo llegar la sentencia definitiva a la contra con Asdrúbal desde la derecha para Calero, pase sin dejarla caer éste se la cedido a David Torres, que intentó el remate de forma acrobática alto.

Sotres, clave, impide el empate

También tuvo su intervención 'milagrosa' Sotres en el 80 evitando el tanto del Navalcarnero. Tras un rechace en el área, el balón le cayó a Del Pozo en la frontal y su disparo lo detuvo el meta del Salamanca CF casi en la línea de gol a una mano en una gran acción de reflejos del portero local.

De ahí al final el Salamanca CF optó por intentar frenar el partido y pasar más a controlar el balón para dejar pasar los minutos. El Navalcarnero trató de estirarse sin éxito y los necesarios puntos se quedaron en el Helmántico. El próximo domingo en Valladolid ante el filial blanquivioleta, otra final.