Fútbol - Segunda B

El Salamanca CF UDS afronta el partido ante el Rápido de Bouzas con la enfermería llena

Antonio Calderón, en la sala de prensa del Helmántico./LAYA
Antonio Calderón, en la sala de prensa del Helmántico. / LAYA

Antonio Calderón reconoce que ha pedido al club que haga un esfuerzo y utilice las dos fichas que aún tiene libres

Isidro L. Serrano
ISIDRO L. SERRANOSalamanca

Antonio Calderón, técnico del Salamanca CF UDS, entró en la sala de prensa del Helmántico preocupado y anunciando que la enfermería del equipo salmantino se ha vuelto a llenar y todo ello a pocas horas de enfrentarse el domingo al Rápido de Bouzas (17 horas) en tierras gallegas, en un partido importante ya que de ganarlo permitiría a los blanquinegros seguir poniendo tierra de por medio con los equipos que se encuentran en la zona de descenso.

Calderón fue claro al hablar de la situación de la plantilla y reconoció que ha pedido al club que haga un esfuerzo, «porque tenemos dos fichas libres y necesitamos ayuda».

Y es que el técnico aseguró que «esta semana se nos ha acumulado el trabajo en la parcela médica. Carpio se encuentra bien, pero hay que esperar porque está en tratamiento preventivo; Sergio Molina tienen un problema en la rodilla y parece que no va a llegar; Toño se va a operar y no va a poder estar lo que resta de temporada y ayer se lesionó Asdrúbal (hombro), que está pendiente de saber el alcance y tampoco va a estar», afirmó Calderón que también tiene que añadir a las posibles bajas a Calero, con un tobillo dañado y que también es duda para el domingo.

De esta forma el equipo cuenta con 16 o 17 jugadores de la primera plantilla, por lo que el entrenador no descartó subir a algún jugador del filial para el compromiso ante el Rápido de Bouzas, «tenemos la posibilidad de subir a futbolistas del filial y por edad y ficha puede subir alguien con nosotros».

Respecto al tipo de partido que espera en Galicia, Calderón afirmó que a partir de ahora «todo van a ser partidos a cara de perro. El partido tiene el inconveniente del campo, que es pequeño y de hierba artificial, y que ellos lo están peleando para salir de ahí abajo y va a ser un partido muy competido».

El entrenador se mostró convencido de que «le hemos dado a nuestro equipo mucha seguridad y tenemos que ser capaces de generar ocasiones. Si el otro equipo se cierra, a veces nos faltan argumentos, pero hoy comentaba con los jugadores que si miramos las últimas 15 jornadas seríamos quintos. El equipo lo está dando todo y no puedo reprocharles nada».

Fiel a su estilo, Calderón no se escondió a l ahora de hablar de las necesidades del equipo. «Yo ya dije en su día que nos habíamos quedado cortos en el mercado de invierno y ahora tenemos dos fichas libres. Como se nos caigan otros futbolistas, imaginaos los problemas. Sé que hay pocas opciones pero le he pedido al club que haga un esfuerzo. La prioridad es un delantero pero también nos vendría bien un medio o un central», sentenció el entrenador. Además, aseguró que «casi nunca hemos estado como nos hubiese gustado y los aficionados tienen que saber las condiciones en las que está el equipo. Intentaré poner un once competitivo. No tengo todos los mimbres para ser sólido en defensa y en ataque, pero seguro que no haremos el mejor puchero, pero el que hagamos se podrá comer seguro. El equipo tiene un compromiso brutal».