Rocío Fernández se convierte en la primera psicóloga española con un Doctorado Honoris Causa

Rocío Fernández-Ballesteros, durante su investidura en el Paraninfo./USAL
Rocío Fernández-Ballesteros, durante su investidura en el Paraninfo. / USAL

Fue investida ayer en el Paraninfo durante un solemne acto académico presidido por el rector Ricardo Rivero

RICARDO RÁBADE / WORD

La catedrática de Psicología y doctora en Ciencias Políticas y Sociología, Rocío Fernández-Ballesteros, fue investida ayer Doctora Honoris Causa durante el solemne acto académico celebrado en el Paraninfo del Estudio salmantino y presidido por el rector, Ricardo Rivero, convirtiéndose así en la primera mujer psicóloga española reconocida con la máxima distinción del sistema universitario de nuestro país.

En su intervención, Rivero agradeció a Fernández-Ballesteros su contribución al desarrollo de la sociedad actual desactivando estereotipos y contribuyendo a las estrategias para el envejecimiento activo. «Gracias por trabajar por la ampliación de las capacidades. Una sociedad progresará tanto más, cuanto mayores sean las posibilidades de superación de su senescencia. Las estrategias contra este proceso o tendencia hacia el deterioro son por supuesto médicas, pero también culturales. Y entre ambas las psicológicas, las del alma y el sentimiento, las de la percepción cognitiva», subrayó el rector.

Fernández-Ballesteros estuvo acompañada por su madrina, Cristina Jenaro Río, catedrática del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Facultad de Psicología, quien durante su laudatio destacó lo especial del acontecimiento al recordar que «se pueden contar con los dedos de la mano el número de psicólogos españoles que han sido investidos Doctores Honoris Causa por universidades españolas».

Durante la ceremonia Jenaro Ríos subrayó, además, el hecho de que Fernández-Ballesteros constituye «el primer caso de una mujer psicóloga española reconocida con esta altísima distinción» por nuestro sistema universitario y se congratuló porque fuera «esta Universidad ocho veces centenaria y que cuenta en su historia con seis mujeres Honoris Causa de diferentes especialidades, la que visibilice la figura de la psicología en la persona de una excelente profesora e investigadora».

En su alocución, la profesora Fernández-Ballesteros ofreció un resumen de su trayectoria profesional e investigadora valorando el galardón como «un reconocimiento a la Psicología y al considerable trecho que ha recorrido en la historia del pensamiento y de la ciencia, hasta ocupar un hueco entre las disciplinas científicas».

Rocío Fernández-Ballesteros se remontó al que fuera el inicio de su carrera, allá en los años setenta, relatando las dificultades de los comienzos y la gran evolución sufrida desde entonces hasta la actualidad por esta área de estudio. Uno de los apartados especiales de su intervención fue referente a la destacada línea de investigación sobre envejecimiento, la vejez y las personas mayores que comenzó a desarrollar a partir de los años 80, con continuidad hoy en día, y que tantos reconocimientos internacionales y logros científicos le ha reportado.

En este sentido, señaló que «todo ello y mucho más ha sido posible gracias al esfuerzo y la dedicación de investigadores, doctorados desde 1980 a 2018 a los que, personalmente, hoy, en que soy honrada como Doctora Honoris Causa de la Universidad de Salamanca, quiero agradecer y compartir con ellos tal honor porque una sola persona no es capaz, por muchos años, meses y horas que dedique, de alcanzar los logros reseñados si no cuenta con muchos otros investigadores comprometidos», concluyó.

Trayectoria

Rocío Fernández-Ballesteros es doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la UCM, catedrática de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid desde 1980, profesora emérita desde 2009 y académica de número en la Academia de Psicología de España y en la European Academy of Sciences and Arts. Ha participado en 38 proyectos de investigación nacionales y europeos que han dado lugar a la publicación de 29 libros, 130 capítulos de libros y 156 artículos en revistas especializadas. Además, ha diriigido 30 tesis doctorales y ha colaborado en actividades del Senado, la UE, elImserso, la OMS, la Unesco y Naciones Unidas.