Fútbol - Segunda B

Rivera:«Hemos pedido a las peñas del Real Valladolid tener más calor local»

Miguel Rivera en el partido en el Helmántico ante el Salamanca CF . /MARÍA SERNA
Miguel Rivera en el partido en el Helmántico ante el Salamanca CF . / MARÍA SERNA

El técnico del Valladolid B señala que «si la plantilla del Salamanca CF hubiera tenido un inicio más tranquilo estaría ahora peleando por otros retos»

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Con una amplia trayectoria a sus espaldas, Miguel Rivera (Málaga, 08-05-1961) es el entrenador del filial del Real Valladolid desde septiembre del año 2017, cargo que ostenta hasta la actualidad. El preparador blanquivioleta se encuentra inmerso en la preparación del decisivo duelo de este domingo en los Anexos de Zorrilla ante el Salamanca CF. Una final para ambos y es que el Valladolid B, que se 'caído' en el último mes y medio entre lesiones, sanciones y jugadores que han pasado al primer equipo, es 15º con 42 puntos solo uno por encima del play-out y a cuatro del descenso, mientras que el Salamanca CF en su antecesor en la tabla con un punto más tras su remontada al Navalcarnero (3-2).

«Es un partido muy importante, de los que nos gusta a los profesionales. La realidad que nos une a los dos es la necesidad de sumar, no lo podemos ocultar ni obviar porque la victoria te da un empuje importantísimo y en caso contrario psicológicamente puedes quedar golpeado», expresa el técnico del filial blanquivioleta, un equipo que llegó hasta mediados de marzo una trayectoria homogénea que parecía evitarle apuros en el tramo final, pero cuatro derrotas en los cinco últimos choques han llevado a los jóvenes jugadores de Rivera a tener ahora urgencias serias. «Sí, parecía que íbamos a estar tranquilos pero se han dado una serie de problemas entre lesiones y necesidades. Incluso cuando le ganamos al Celta B en la jornada 32 parecía ya todo muy cerca. Pero a partir de ahí tuvimos accidentes como varias fracturas por traumatismo y eso es incontrolable, y el colchón se nos ha ido para estar tranquilos», explica el malagueño que no ve «un motivo único en ello, sino pequeños problemas que han hecho que muchos jugadores no estén disponibles. El central Jaime se nos rompió la mandíbula en un despeje, luego otro se rompió un dedo y también hay necesidades en el primer equipo y hay que cubrirlas (Waldo, Miguel...). Y en el último partido en Burgos tampoco nos ayudaron los árbitros, nos expulsaron a dos jugadores».

Algunos miembros de la plantilla han pedido a las peñas del primer equipo que acudan a los Anexos de Zorrilla el domingo por la mañana a apoyar al filial antes de la final del primer equipo por la tarde ante el Athletic de Bilbao. «Sí, tenemos un grupo de aficionados muy familiar que viene a vernos siempre. Es lógico siendo un filial. Hemos pedido estar más arropados porque cuando han venido otras aficiones como Salamanca -por Unionistas- hay mucho más calor a favor de los suyos. Queremos calor local», afirma el entrenador del Valladolid B.

Con respecto al Salamanca CF y su situación en la tabla con la plantilla que tiene, Rivera argumenta que «a mí en el fútbol no me sorprende nada. Soy muy respetuoso porque llevo mucho tiempo en este y he visto de todo. El fútbol no es matemática exacta. Tú puedes hacer una gran inversión pero no estoy dentro para saber. Para mí tiene un magnífico plantel, un cuerpo técnico extraordinario y una afición igual. Eso es garantía de éxito pero a veces los resultados no acompañan».

Virtudes del Salamanca CF

Sobre su rival el domingo señala que «les he visto en directo y en vídeos. Destaco el buen nivel del plantel. Me encanta cómo está el portero Sotres, la capacidad de generar fútbol interior, la seguridad atrás con cinco defensas y la capacidad de sorprender por fuera; y además ahora tienen mucha pegada. Es una plantilla completa que si hubiera tenido un inicio competitivo más tranquilo estaría peleando ahora por otros objetivos. Anosotros nos gusta tener el balón, llegar y finalizar. No sé como vendrán ellos, si con cinco atrás o no, pero cuando tienen el balón proponen».

Por último, el técnico del filial pucelano, al ser cuestionado sobre los puntos necesarios para evitar el play-out, esgrime que «unos peleamos por no caer a la zona de play-off y otros que se agarrarían a ella como un clavo ardiendo. No sé cuántos puntos serán necesarios pero imagino que 46-47 puntos. Ahora hay que centrarse en uno mismo y no mirar a los demás.Hay que sumar».