Rescinden el contrato a la empresa que hacía los menús de la Escuela Intantil Los Pizarrales

Escuela Infantil Los Pizarrales. /WORD
Escuela Infantil Los Pizarrales. / WORD

Desde el Ayuntamiento se asegura que se han realizado todos los controles necesarios para garantizar la seguridad alimentaria

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Fundación Ciudad de Cultura y Saberes decidió ayer rescindir el contrato a la empresa encargada del comedor de la Escuela Municipal Infantil (EMI) Los Pizarrales, tras las irregularidades detectadas. Desde hoy será una nueva empresa quien pase a prestar este servicio hasta que se adjudique el nuevo contrato.

Ganemos Salamanca mostró su preocupación por este asunto y pidió «un control más exhaustivo» en la gestión de las escuelas infantiles municipales por parte de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, responsable de este tipo de centros. Esta entidad, explicó, «ha decidido rescindir el contrato a la empresa encargada del comedor tras haber tenido conocimiento de impagos a las personas trabajadoras, ingresos de nómina con retraso y deudas en la Seguridad Social por valor de 65.000 euros por parte de la adjudicataria. Existe también un informe de la directora de la EMI advirtiendo sobre posibles negligencias en el transporte y mantenimiento de algunos alimentos.

Por todo ello, el grupo granate ha solicitado informes sobre el comedor infantil y ha pedido, además, que la actual empresa quede descartada en futuros procesos de contratación municipal.

El contrato que ayer se rescindió fue prorrogado en julio de 2018 y, en aquel momento, Ganemos también pidió detalles, en concreto, conocer si se habían llevado a cabo encuestas de satisfacción a las madres y padres que justificaran la prórroga. Desde la Fundación se comunicó que «la citada empresa viene desarrollando el servicio con total normalidad y a plena satisfacción, no existiendo inconveniente alguno para acceder a la segunda prórroga»,

Desde entonces, según Ganemos, no ha habido ningún otro informe de control, por lo que la edil Pilar Moreno pone «en duda la calidad de los controles», se pregunta si la Fundación está haciendo un buen control de las áreas de las que es responsable y aboga por la gestión directa desde el Ayuntamiento.

Controles semanales

Por su parte, desde el Ayuntamiento se asegura que se han realizado todos los controles para garantizar la seguridad alimentaria. «La Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y el servicio municipal de Salud Pública realizan periódicamente todos los controles necesarios para garantizar el correcto funcionamiento del servicio de comedor». Semanalmente, informa, se controla el producto para la elaboración de los menús. Además, de manera periódica, Salud Pública verifica el cumplimiento de la normativa de higiene. Por otro lado, la valoración de los padres ha sido siempre muy positiva, y en el curso pasado, el 91% se mostraba satisfecho o muy satisfecho con este servicio.