Reparto de orejas en el festejo taurino de El Cabaco

Los vencedores de la tarde salieron a hombros de la plaza de toros de El Cabaco./AMADOR GONZÁLEZ
Los vencedores de la tarde salieron a hombros de la plaza de toros de El Cabaco. / AMADOR GONZÁLEZ

Los novilleros Jesús de la Calzada y Daniel Martín se llevaron dos apéndices cada uno de ellos y Mario Navas consiguió uno

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

Las fiestas patronales de El Cabaco en honor a San Juan Bautista llegan hoy a su fin, pero antes los vecinos tuvieron ayer la oportunidad de disfrutar de un festejo taurino con tres novillos de Adelaida Rodríguez, de la finca Zarzosillo, del propio municipio, para los jóvenes novilleros de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, dependiente de la Diputación, Jesús de la Calzada, Mario Navas y Daniel Martín.

Los tres jóvenes consiguieron encandilar al público con su toreo y fueron reconocidos con dos orejas el primer y el tercero, es decir, Jesús de la Calzada y Daniel Martín; llevándose Mario Navas una oreja; en un festejo en el que los dos vencedores salieron a hombros.

Numeroso público se dio cita en la plaza de toros de la localidad, en una jornada en la que tuvo lugar una misa y los vecinos se reunieron por la tarde para ir a buscar los novillos a la finca, antes de que tuviera lugar el espectáculo taurino, que dio comienzo a las siete de la tarde, cuando ya había caído algo el sol.

La jornada de ayer se despidió, como los días anteriores, con verbena, en este caso amenizada por el grupo Pulsaciones, y no faltó el tradicional bingo que cada año y en cada verbena tiene lugar en el primer descanso. Un bingo que tiene como finalidad recaudar dinero para la celebración de la Fiesta de Mozos el próximo 26 de diciembre. Y como las ganas de fiestas estaban intactas a pesar de varias jornadas festivas, tras la verbena hubo discoteca móvil hasta altas horas de la madrugada.

Hoy se despedirán las fiestas y lo harán con la comida de hermandad amenizada por una charanga, que este año como novedad no elaborarán los vecinos del municipio sino que se ha contratado a una empresa y que tendrá un coste diferente para los empadronados en El Cabaco y para los que no lo están. El concurso de disfraces y el chocolate con bizcochos pondrán un año más el broche de oro a las fiestas.