Reconocimiento a tres mujeres salmantinas pioneras en sus campos

María Ángeles Ruano, Isabel Martín Arija y Mirian Cortes posan para los fotógrafos con el alcalde Carlos García Carbayo./LAYA
María Ángeles Ruano, Isabel Martín Arija y Mirian Cortes posan para los fotógrafos con el alcalde Carlos García Carbayo. / LAYA

El Ayuntamiento homenajea a las directoras de Caja Rural y de la ONCE en Salamanca y a la rectora de la Universidad Pontificia

ICAL / REDACCIÓN

La ciudad de Salamanca rindió ayer homenaje a tres mujeres referente, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Así, la directora general de Caja Rural de Salamanca, Isabel Martín Arija; la rectora de la Universidad Pontificia, Mirian Cortés, y la directora de la ONCE en Salamanca, María Ángeles Ruano, recibieron un reconocimiento en forma de placa conmemorativa de manos del alcalde de la capital, Carlos García Carbayo, en un acto celebrado en el Teatro Liceo.

La primera en intervenir fue la directora de la ONCE en Salamanca, María Ángeles Ruano, quien con humildad aseguró que no se considera «un ejemplo de nada ni de nadie», por lo que otorgó el mérito del premio a la organización que representa, la ONCE, que le dio «la oportunidad de dirigir esta institución, dando así visibilidad a la mujer».

Reivindicó, además, los valores de «tolerancia y respeto» que trata de inculcar a sus hijas, y recordó que a las mujeres se les mira «con lupa» en puestos de responsabilidad cuando «no lo hacemos peor que los hombres». Así, dedicó su homenaje «a las mujeres que luchan por sacar adelante a su familia, a las que no encuentran un trabajo remunerado o a las que, por tener una discapacidad, lo tienen mucho más difícil».

Fue el turno a continuación de la directora general de Caja Rural de Salamanca, Isabel Martín Arija, quien recordó cómo a finales de los años 80 no pudo acceder a un puesto de trabajo por ir destinado a dirigir un grupo de hombres que «no se iban a encontrar cómodos con una mujer al frente». Por ello, aseveró que, aún hoy, «las mujeres y la sociedad tenemos mucho que avanzar».

Sacó entonces a colación el concepto de «la brecha de los sueños», por el que los niños y las niñas «perciben de la misma manera el futuro hasta los 6 años, cuando las niñas dejan de soñar con determinados puestos, como presidente o astronauta, porque son muy difíciles de conseguir. Hay que luchar contra esta brecha de los sueños», señaló Martín Arija, quien incidió en que «hay tres colectivos principales que deben trabajar en ese sentido: los padres, las parejas y las empresas».

Por último, la rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Mirian Cortés, agradeció la asistencia de los presentes en el Teatro Liceo en un «testimonio de buena ciudadanía, por mostrar su compromiso por erradicar la desigualdad entre hombres y mujeres y, con ello, reivindicar una mejor sociedad para todos».

Cortés se mostró «privilegiada» por recibir un reconocimiento que consideró «un regalo»» y animó a las mujeres a que «decidan quién quieren ser y dónde quieren llegar». Pidió además a sus congéneres que «no nos autolimitemos con las dificultades», sin dejar por ello de «luchar contra ellas», para que las jóvenes «encuentren referentes de cara a acabar con los techos de cristal para que las mujeres ocupen su lugar».

Cerró el acto el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, quien destacó el compromiso del Ayuntamiento con la igualdad de oportunidades real y efectiva entre mujeres y hombres.

En este sentido, subrayó que el Ayuntamiento de Salamanca impulsa el III Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres como «una ruta clara que pone el acento en la educación y en la conciliación familiar y laboral. Educación a los niños y a sus familias en igualdad; y escuelas infantiles, actividades educativas, ludotecas y campañas especiales de apoyo a las familias para que las mujeres puedan seguir creciendo profesionalmente».

Además, añadió García Carbayo, «el Centro de Información y Asesoramiento a la Mujer trabaja en la prevención de la violencia de género y en la sensibilización en materia de igualdad de oportunidades.

«Desde el Ayuntamiento de Salamanca se lidera la lucha contra la violencia de género, en coordinación con otras administraciones, instituciones y asociaciones, porque solo desde la unidad se puede combatir esta lacra», continuó el alcalde de al ciudad, quien indicó que también se fomenta el empleo femenino a través, principalmente, del Centro de Formación y Orientación Laboral.

En el transcurso del acto, el regidor municipal anunció que se pondrá en marcha un programa de liderazgo femenino, tanto en el terreno económico y empresarial, como en el de las administraciones públicas y en el ámbito social, para apoyar el desarrollo directivo de las mujeres. «Las mujeres tiene que acceder al liderazgo», apostilló.