Reclaman nuevas fórmulas para repartir las invitaciones de las visitas turísticas en Salamanca

Participantes en una visita guiada al Pozo de la Nieve./María Serna
Participantes en una visita guiada al Pozo de la Nieve. / María Serna

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio afirman se requieren varias gestiones para conseguirlas y los turistas «no tienen esa posibilidad»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha solicitado que se estudien nuevas fórmulas para el reparto de invitaciones de las visitas turísticas

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio entiende que desde la Sociedad de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca se deberían estudiar e implementar nuevas fórmulas para el reparto de las entradas que permiten conocer el Cerro de San Vicente, el Pozo de la Nieve o acceder a la terraza de la Iglesia de San Esteban, recientemente restaurada con una importante inversión municipal.

La información divulgada, tanto por mediación de los medios de comunicación, como por los sitios web oficiales o el folleto «Plazas y Patios», remite a que la «recogida semanal de pases» se puede efectuar «en la Oficina de Información Turística de Salamanca», sin comunicar el momento de inicio que solo se puede conocer acudiendo a la oficina. Curiosamente en la propia Oficina de Información Turística se desconoce cuándo se inicia el reparto para San Esteban (cada lunes a las 9 de la mañana) excusándose en que lo realizan los Dominicos., aseguran desde la asociación.

Enterarse de cuándo comienza el reparto de invitaciones, retirar la invitación (en un día laborable) y realizar la visita requiere molestarse físicamente hasta en tres ocasiones, cuando gracias a las nuevas tecnologías bastaría con que fuese solo con el último y principal motivo. Si bien el más frustrante es la retirada de la invitación, los salmantinos suelen suplirlo encargando a conocidos con disponibilidad esa gestión pero los visitantes no tienen esa posibilidad por lo que esos atractivos dejan de considerarse turísticos (o destinados a los visitantes).

Conocer el Cerro de San Vicente o el Pozo de la Nieve, cuyas visitas están reducidas a los sábados y a las mañanas de los domingos, es algo muy complicado para quienes visitan nuestra ciudad, ya que su estancia es muy corta (motivada, en parte, por la falta de apertura diaria de esos espacios) y se produce en cualquiera de los siete días, o suelen visitarla con la esperanza de poder descubrir lugares que no conocían, aunque en realidad no es así al encontrarse las dificultades ya comentadas, concluyen.