«Si se quiere trabajar, hay muchos problemas a los que dar solución»

Leonardo Bernal, alcalde de Rollán y nuevo diputado socialista de esta legislatura./LAYA
Leonardo Bernal, alcalde de Rollán y nuevo diputado socialista de esta legislatura. / LAYA

Nuevo en la Diputación, el alcalde de Rollán, Leonardo García, considera que existen muchos frentes en los que se puede luchar desde la institución provincial

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

Leonardo Bernal García ha iniciado su tercera legislatura como alcalde de Rollán, cuatro años en los que tiene que compaginar el estar al frente del Ayuntamiento con sus labores como diputado provincial, tras ser elegido en las primarias socialistas. De esta nueva faceta de su vida y de las fiestas que están a punto de comenzar en su pueblo habla en esta entrevista.

- Tercera legislatura al frente del Ayuntamiento de Rollán, por lo que se puede decir que ya tiene experiencia en el cargo y muy claro lo que quiere conseguir.

- Sí, tercera legislatura ya, pero con la misma ilusión del primer día, en el año 2011 marcamos una ruta de trabajos donde se establecían prioridades en la gestión como reconducir la situación económica del Ayuntamiento, realizar mejoras en edificios públicos, solventar el problema de la calidad del agua, cambio de redes de abastecimiento de agua. Y ahora tenemos que seguir trabajando y continuar con nuestra hoja de ruta para conseguir mejorar la calidad en los servicios que prestamos a nuestros vecinos.

- ¿Cuáles son los proyectos que se han planteado, en principio, para estos cuatro años?

- El asfaltado de calles, seguir con el cambio de redes, luminarias, ampliación de zonas lúdico-deportivas e instar a la Junta de Castilla y León a que construya la Estación Depuradora de Aguas Residuales. Seguiremos, como hemos hecho desde el principio y no es menos importante, con la dinamización del municipio con actividades durante todo el año, en las que participan vecinos y forasteros; para darle a Rollán el revulsivo que le faltaba.

-Ahora, además de alcalde, comienza una nueva etapa como diputado provincial, ¿qué supone esto para usted?

-Es un reconocimiento a la labor que se ha hecho estos ocho años en Rollán y creo que puedo trabajar bien por la zona a la que represento y podemos insuflar aire fresco al territorio con nuevas ideas y nuevas políticas, que creo que son necesarias no sólo en nuestra zona sino en toda la provincia de Salamanca.

-La despoblación es uno de los grandes problemas de la provincia, tanto es así que el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Fernando Rubio, hizo hincapié en esta cuestión durante el discurso del pleno de constitución de la Corporación provincial, ¿es también el principal problema de la zona a la que representa?

-Sí. Nuestra zona no está aislada de este problema, pues es un problema que tiene toda la provincia, pero que también se sufre a nivel nacional. Nuestro portavoz fue bastante crítico con las políticas que estaba realizando la Diputación y creo que entre todos debemos de trabajar para poner solución.

- Aparte de este problema, ¿en qué le gustaría trabajar estos cuatro años desde la Diputación?

-En mejorar las infraestructuras que comunican todos los municipios (carreteras), también en nuevas tecnologías, como es el caso de internet, que es fundamental para todos los pueblos, y que haya cobertura de telefonía. También en el tema del agua, que no es menos importante y en gran parte de la provincia están teniendo problemas de escasez de agua o de calidad. Si se quiere trabajar hay muchos motivos para hacerlo y muchos problemas que atajar y que sufrimos los que vivimos en la provincia de Salamanca.

- En otro orden de cosas y hablando ya de las fiestas patronales de San Lorenzo que están a punto de iniciarse, ¿han incluido este año alguna novedad en la programación de actividades?

-Todos los años metemos novedades en el programa, para que no sea repetitivo y para que la gente no vea que siempre es lo mismo, sino que dedicamos tiempo a la elaboración de las fiestas durante todo el año, para que sean participativas y que las actividades estén adaptadas a todas las edades. Así, tenemos varias novedades, tenemos el tobogán acuático gigante, una color-party y también una degustación de jamón y vino después del pregón. Además, hay que destacar que este año los pregoneros van a ser el grupo local de teatro y queremos con esto ensalzar la labor que hacen durante todo el año de una manera altruista, ya que están año tras año realizando por su cuenta y riesgo las obras de teatro, que exponen al pueblo con la mayor humildad y nosotros queremos reconocer su labor -que es muy beneficiosa para todo el pueblo- con este acto.

-¿El resto de los actos se podría decir que siguen la línea de otras ediciones?

-Sí, seguimos con actividades que han dado resultado otros años como el play-back, que es de las cosas que más aceptación tiene desde que comenzamos, hace cinco años; la paella, porque a la gente le gusta mucho el estar en convivencia con vecinos y forasteros; la parrillada también, para finalizar las fiestas, que tiene mucha aceptación; y las verbenas, que atraen a mucha gente joven y tienen mucha participación.

-Una persona que no conozca Rollán, ¿por qué debería ir durante las fiestas?

-Porque es un pueblo hospitalario, en primer lugar; es verdad que te abren los brazos para que te quedes aquí y te meten en el meollo de toda la festividad y al final acabas siendo uno más y repites, porque ha pasado en otras ocasiones, y en primer lugar a mí, que yo no soy de Rollán y me han aceptado y abierto los brazos.

-La partida presupuestaria que destinan a estas fiestas, ¿es todos los años parecida?

-Sí, no la incrementamos. Es más, hay veces que la ajustamos e incluso la llegamos a bajar, porque lo que más coste tiene son las orquestas y se negocian con tiempo -las de este año se cerraron en el mes de enero y conseguimos un buen precio- para evitar sobrecostes que no son nada beneficiosos.

- ¿Tiran mucho de la imaginación y de la participación de los vecinos a la hora de organizar la programación de fiestas?

-Sí, nosotros siempre buscamos la máxima implicación, porque ya conocemos las inquietudes de los jóvenes y del resto de los vecinos, por lo que intentamos conseguir lo que sabemos que va a ser un éxito asegurado.

-Hablaba antes del play-back, quizás el éxito esté en esa implicación de la gente.

-La implicación cada año es mayor. Cada año hay una competencia mayor, porque se lo preparan muy bien, y la gente del pueblo siempre dice que es la mejor actividad que se puede tener durante las fiestas porque tiene un bajo coste, depende de la imaginación de las personas que participan por un premio simbólico y entretiene mucho a la gente. De hecho, las horas previas al play-back se pone la Plaza abarrotada, llevan sus sillas para estar agusto y coger la primera fila para no perderse nada de lo que allí pasa. Esta actividad tiene lugar el primer día de las fiestas, el viernes 9, a petición de los jóvenes, y es como el pistoletazo de salida de las celebraciones.