El PSOE propone un plan de inversiones que trate con equidad a todos los barrios

José Luis Mateos presentó la propuesta para los barrios. /WORD
José Luis Mateos presentó la propuesta para los barrios. / WORD

El candidato a la Alcaldía presentó una iniciativa pluarianual, de 2019 a 2023, para terminar con «una ciudad de primera y otra de segunda»

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Con el objetivo de dotar de equipamientos, infraestructuras y los servicios necesarios a los barrios, así como mantener las dotaciones existentes, el candidato del PSOE a la Alcaldía de Salamanca, José Luis Mateos, presentó ayer el Plan Plurianual 2019-2013 de inversiones en los barrios de la ciudad, que su partido pondrá en marcha a partir de junio si logra alzarse con el Gobierno municipal. Con este proyecto también se persigue que las inversiones se realicen con equidad en todas las zonas de la capital y no existan «barrios de primera y de segunda».

Así, según explicó Mateos, las actuaciones de este plan se articularán con una planificación de varios años. En los primeros seis meses del nuevo Gobierno municipal, entre junio y diciembre de este año, «se organizarán encuentros vecinales abiertos para detectar las necesidades y las demandas de los vecinos», para posteriormente «definir y priorizar las inversiones» y planificar un calendario de las mismas.

Estas inversiones , que «serán ejecutadas con equidad en los distintos barrios», ya irán incluidas, afirmó, en los próximos presupuestos, los de 2020. La cuantía será como mínimo de un 10% del capítulo VI de inversiones; lo que significa, según Mateos, que si el presupuesto de dicho capítulo es de 15 millones de euros garantizado, a este plan plurianual se destinaría entre el 70-80%. «Es ambicioso, pero posible, porque hay presupuesto», señaló Mateos, quien destacó la importancia de este tipo de inversiones, ya que no solo satisfacen a los vecinos, sino que, además, «generan empleo y desarrollo económico».

Cada proyecto de envergadura que se lleve a cabo en un barrio, explicó, «será sometido a una evaluación constante». Se realizarán, añadió, encuentros abiertos semestrales en cada barrio, a los que acudiría el alcalde, para hacer seguimiento de las previsiones y del estado de los proyectos e incorporando demandas; y, además, cada vez que se vaya a realizar un proyecto, se someterá previamente a consulta pública de los vecinos, comerciantes y empresarios para incorporar sus demandas y observaciones.

El Partido Popular «no es capaz de enfrentarse a unas eleciones sin hacer trampas»

Mateos resaltó la «importancia de que los vecinos formen parte de la gestión diaria del Ayuntamiento y recordó la propuesta que anunció en su día sobre la creación de una Concejalía de Barrio, que esté a disposición de los ciudadanos para atender sus consultas.

«Es una planificación ambiciosa», pero «cumplimos la palabra que damos», afirmó, criticando la gestión realizada por el PP, ya que hay «24,6 millones de euros de inversiones del capítulo VI sin ejecutar; y eso se evita planificando». La propuesta es «algo novedoso» para responder a las demandas y necesidades de los vecinos, que «es absolutamente necesario». Además, según Mateos, hay barrios «maltratados», ya que no se ha actuado igual en unos que en otros y «hay que tratar con equidad» a todos. «El PP ha hecho dos ciudades, una de primera y otra de segunda y nosotros queremos que todos los barrios estén integrados».

«Sinvergonzonería» del PP

Por otro lado, el candidato del PSOE criticó con dureza la actitud del PP, en concreto, de su candidato a la Alcaldía, y la calificó de «sinvergonzonería», refiriéndose, por un lado, a la cantidad de obras que se están realizando en los últimas semanas y, por otro, a los convenios, inauguraciones, etc., a las que está asistiendo Carlos García Carbayo. Unos hechos que, dijo Mateos, ya ha denunciado ante la Junta Electoral, porque «no cumple la ley sistemáticamente».

«Llevan cuatro años sin hacer nada y ahora dos meses antes de las elecciones han levantado media ciudad», afirmó, y concluyó que el PP «no es capaz de enfrentarse a unas elecciones sin hacer trampas».