PP y PSOE se enzarzan por la ejecución de las inversiones municipales en 2018

El portavoz municipal del PSOE y candidato a la Alcaldía, José Luis Mateos, durante la celebración de un pleno del Ayuntamiento. /LAYA
El portavoz municipal del PSOE y candidato a la Alcaldía, José Luis Mateos, durante la celebración de un pleno del Ayuntamiento. / LAYA

Los socialistas aseguran que 25 de los 40 millones presupuestados «se quedaron en el cajón»

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

El calendario avanza inexorablemente y las esperados comicios municipales comienzan a vislumbrarse ya en el horizonte político de la capital salmantina. Es justo este ambiente preelectoral el convulso caldo de cultivo para la gestación de agrios enfrentamientos y ásperas rencillas entre los partidos políticos. Ayer ya se escenificó uno de estos clásicos rifirrafes dialécticos preelectorales. Sus protagonistas fueron el PSOE y el PP, quienes desde sus particulares trincheras ideológicas se enzarzaron y embroncaron en una virulenta batalla política sobre el grado real de ejecución de las inversiones por parte del Ayuntamiento de Salamanca durante el año 2018.

El primero en saltar a la palestra mediática fue el PSOE que, por boca de su portavoz municipal y candidato a la Alcaldía, José Luis Mateos, culpó al equipo de gobierno de dejar sin ejecutar inversiones presupuestadas para el pasado año en la capital salmantina por un valor de casi 25 millones de euros, exactamente 24.622.197,83 euros. De los 40 millones de euros presupuestados en inversiones, al término del ejercicio «más del 60% se ha quedado en el cajón, o lo que es lo mismo, más de la mitad del presupuesto destinado a obras y servicios, o casi tres de los cuatro euros previstos en obras y servicios en la ciudad, no se ha destinado a este fin», debido, según el particular diagnóstico de los socialistas, a «la incapacidad en la gestión, por falta de planificación o por la negligencia y dejadez a la hora de licitar, adjudicar y ejecutar las partidas presupuestarias contempladas y recogidas en los presupuestos municipales».

Desbarajuste

Mateos enfatizó que se trata de «una práctica habitual en la gestión del PP al frente del Consistorio salmantino, antes con Mañueco y ahora con la alcaldía heredada por Carbayo, ejercicio tras ejercicio». Todo ello viene a corroborar «tanto el desbarajuste que reina en el Ayuntamiento año tras año, como la tónica general y la práctica habitual del PP en el gobierno municipal» caracterizada por «la falta de diligencia a la hora de ejecutar lo previsto en el apartado de inversiones, uno de los más importantes, y por tanto, los incumplimientos y la ausencia total de capacidad para sacar adelante proyectos que se ofrecen y prometen una y otra vez, se presupuestan y se repiten ejercicio tras ejercicio, y que luego nunca se realizan o se llevan a cabo quedándose en humo o papel mojado».

El Grupo Municipal Socialista tildó de «lamentable» que partidas destinadas a algunos programas de inversión durante el pasado año se hayan quedado «al cien por cien sin ejecutar o guardadas en el cajón del olvido». De hecho, hay parcelas municipales concretas «donde no se ha invertido ni un solo euro de lo previsto» como Vialidad Tormes+, Jardines Tormes+, Medio Ambiente Tormes+, Mercados y Turismo.

En otros apartados, la ejecución es «mínima o testimonial», como sucede en el ámbito de la gestión del patrimonio, donde solo se ha invertido 246.898,91 euros de los casi tres millones previstos, es decir, un ínfimo 9%. En la mayoría, la ejecución no llega ni de cerca a la mitad de lo presupuestado, como en vialida, obras y mobiliario urbano, capítulo importante que se queda en el 42% de lo previsto, o parques y jardines en el 37%.

El PSOE concluyó que todo ello pone de manifiesto un grado de ejecución de inversiones «muy bajo» que demuestra una vez más «el grado de parálisis de una gestión, la del PP, y del agotamiento de un proyecto, mantenido con la complicidad de la formación y los concejales de Ciudadanos, que está haciendo mucho daño a Salamanca».

La reacción del Partido Popular no se hizo esperar y fue contundente. A través de un comunicado, el grupo de gobierno puntualizó que Ayuntamiento movilizó el pasado año una inversión cercana a los 37 millones de euros. En dicho montante se incluyen las inversiones ejecutadas por el Consistorio y el Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo (casi 24 millones) y las inversiones que al finalizar 2018 se encontraban en proceso de licitación (12,6 millones).

La inversión del PMVU se destinó a la ejecución de obras en materia de vivienda y a la construcción del centro Victoria Adrados, cuyas obras «avanzan a buen ritmo y serán una realidad en los próximos meses, poniendo a disposición de la ciudad «un moderno edificio con viviendas accesibles para personas mayores o con problemas de movilidad y nuevas plazas de aparcamiento y más espacios de participación ciudadana».

Cabe señalar que estas inversiones contribuyeron a mejorar «un buen número de vías y servicios públicos, con una red de agua más moderna, la creación de parques y zonas de ocio para las familias, o la reforma de las instalaciones municipales».

Entre algunas de las intervenciones que se ejecutaron, gracias a esta inversión, se encuentran el refuerzo del firme de 72 calles de diferentes barrios, las nuevas zonas de aparcamiento habilitadas en La Aldehuela, así como la mejora en sus accesos; la urbanización del Paseo Canalejas, la calle Miguel de Unamuno, en Garrido, y de las plazas interiores del barrio San José, o el refuerzo de la seguridad vial con la construcción de nuevas glorietas en el barrio Capuchinos.

Del mismo modo, comenzó la ejecución de proyectos ligados a la estrategia Edusi Tormes+ –cofinanciada por los fondos FEDER y el Ayuntamiento— con la reurbanización del barrio de Tejares, mejorando su accesibilidad y poniendo a disposición de los vecinos más zonas peatonales, espacios verdes, nuevos aparcamientos, juegos infantiles y aparatos biosaludables.

 

Fotos

Vídeos