El PSOE acusa al alcalde de «ni saber, ni querer gestionar» la ciudad en su mandato

El portavoz socialista, José Luis Mateos, en un pleno municipal, con el alcalde al fondo. /LAYA
El portavoz socialista, José Luis Mateos, en un pleno municipal, con el alcalde al fondo. / LAYA

El PP lamenta que los socialistas «nieguen la realidad» y los logros del equipo de Gobierno

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El portavoz del Grupo Socialista, José Luis Mateos, valoró ayer los tres años de mandato del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco. El regidor cumplío su primer mandato entre 2011 y 2015 y ayer se conmemoró un trienio desde su segunda toma de posesión.

Según Mateos, el alcalde ha sido «un nini», que «ni ha sabido, ni ha querido gestionar» la ciudad y que se ha comportado como «una tortuga perezosa», a la que «le cuesta moverse» y que «se refugia en su caparazón» cada vez que advierte un peligro.

El alcalde, según los socialistas, «no ha sabido ver la realidad» de la ciudad, que cuenta con casi 10.000 habitantes menos que en 2011. También le echan en cara su «nula sensibilidad» hacia la participación ciudadana y que no haya ejecutado «ni sus propios presupuestos», ya que en las cuentas públicas de 2016 y 2017 «más de 20 millones de euros se han quedado en el cajón».

La lista de debes expuesta por el PSOE también incluye la complicada situación urbanística, con los casos Corona Sol y Corte Inglés como «patatas calientes» y los problemas con la concesión del servicio de autobuses, con un contrato anulado por los tribunales y a la espera de que las instancias superiores se pronuncien. Los socialistas también criticaron la «complacencia» y el «electoralismo» en torno a las obras del hospital o la estación de autobuses y acusaron a la alcaldía de jugar con el calendario para que las reformas casen con los años electorales. Este «juego», sin embargo, «ha perjudicado a los vecinos» en cuestiones como las piscinas de San José. El Consistorio acometerá la renovación de éstas a lo largo de las próximas semanas, en pleno verano, pese a las quejas de otros grupos políticos.

El PSOE atacó la, a su juicio, pobre creación de empleo. Los socialistas lamentan que haya 448 autónomos menos que hace siete años, afirman que los planes municipales, como el convenio con la Escuela de Organización Industrial, «no han sido satisfactorios» y señalan que el 90% del empleo creado «es temporal y precario».

En resumen, y según Mateos, Fernández Mañueco «no ha querido ser alcalde» y éste es el único logro que le reconocen: «estar sin querer estar». Han sido siete años «con muchas más sombras que luces» y el proyecto está «agotado», según el PSOE, que también tuvo palabras para Ciudadanos (ha contribuido al «gatopardismo» municipal) y para Ganemos, que «está ahí, sin más».

Mateos presentó un balance «moderadamente positivo» de la labor socialista en este mandato y reivindicó que Salamanca «tiene futuro» pese a que ahora está «estancada» y pintada de «blanco y negro». Con las municipales a un año vista, los socialistas prometieron trabajo «para cambiar la ciudad día a día» y seguir siendo «útiles» a los vecinos. La autocrítica se quedó en una propuesta de mejora y en que «todo el mundo se puede equivocar», en relación al apoyo del PSOE al plan consistorial para el caso Corte Inglés, antes de que se conociese que Defensa exigirá 14 millones de euros por el solar anexo al centro comercial. Mateos alabó el espíritu municipalista del PSOE sobre los partidismos y se escudó en que desconocían muchos datos y en que «puede ser un error fiarse del PP en algunas cuestiones».

«Chascarrillos» socialistas

La réplica a las acusaciones del PSOE llegó a través del portavoz municipal, Fernando Rodríguez, quien comentó que «nuevamente» los socialistas «muestran su falta de proyectos. Cuando no se tienen ideas se recurre a chascarrillos, frases hechas y descalificaciones». Se trata de una oposición «vacía de contenido».

La «ansiedad electoral» de Mateos «le lleva a negar la realidad». «Nuestra ciudad está mejor que hace tres años» y que hace siete, cuando el alcalde comenzó su primera mandato. «Salamanca sin duda tiene mejores servicios públicos, mejor política social, hay más personas trabajando y cuentas saneadas y equilibradas y sus barrios han mejorado gracias a inversiones del Ayuntamiento». Son «realidades tozudas» que el PSOE «se niega a ver simplemente porque una vez mas demuestran que sus ganas de llegar al poder a costa de lo que sea les lleva a incurrir en lo viejos vicios de negar lo que cualquier persona neutral reconocería».

El Grupo Municipal Popular añade que «el paro ha bajado en 3.516 personas y que hay 5.134 personas más trabajando durante los últimos tres años». Los populares reivindican también el refuerzo de las políticas sociales «para llegar a más personas, sin dejar a nadie en la estacada e incidiendo en los colectivos más vulnerables», la mejora de los servicios de atención a la dependencia y el incremento de las ayudas dirigidas a las familias que atraviesan por una situación de dificultad económica, así como el apoyo a personas en riesgo de exclusión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos