Un proyecto trabaja en convertir el gas de amoniaco de purines en fertilizante

Un momento de la ponencia de ayer, en el salón de actos del pabellón central. /WORD
Un momento de la ponencia de ayer, en el salón de actos del pabellón central. / WORD

La investigadora Mercedes Sánchez Báscones presenta este trabajo en la jornada organizada enSalamaq por la alianza UPA-COAG

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

La alianza agraria UPA-COAG quiso centrar su jornada profesional de Salamaq en una de las problemáticas del sector ganadero vinculado a la gestión de purines y estiércoles. Antes de presentar a la ponente, Aurelio Pérez, de COAG Salamanca, reconocía que es importante buscar soluciones y alternativas, «hoy hay un problema con los gases de efecto invernadero y creo que tenemos que trabajar en ese aspecto».

La invitada para la jornada, Mercedes Sánchez Báscones, es profesora titular del Departamento de Ciencias Agroforestales de la Uva y está desarrollando un proyecto que puede ser clave en esta materia, 'Life Ammonia Trapping', que en palabras de Pérez, «se basa en captar el amoniaco de los purines y de las granjas ganaderas, separarlo, convertirlo en líquido y utilizarlo como fertilizante». Y asegura que es «muy positivo» de cara a la salud de las personas que trabajan en las explotaciones ganaderas, añadió.

Para este responsable de COAG, este proyecto podría dar una solución a una parte del debate de las grandes explotaciones, «y ayudará mucho». Porque como resaltó, si se capita y se consigue recoger en forma de líquido, «estamos aportando una solución a un problema grave de fertilizantes, de precios y de materia prima que tenemos en este momento».

Por su parte, Mercedes Sánchez Báscones, con una trayectoria de más de 35 años en investigación agraria, ofreció una visión general de la problemática de los purines, orientada a las emisiones de amoniaco, que es en lo que está trabajando ahora, «aunque llevo desde el año 1990 de trabajo con purines en investigación en la Escuela de Agrarias en Palencia», y ahora más centrada en al recuperación de amonio «para intentar disminuir la cantidad en la granjas y purines para que las emisiones sean menores y podamos cumplir con los techos que nos impone la UE», advirtió.

En la actualidad, están estudiando un método, denominado 'Life Ammonia Trapping', financiado por la UE durante tres años y con una inversión de 2 millones de euros, «ahora ya a nivel de granja están instalados los prototipos allí y estudiamos las recuperaciones dentro de ella».

En este método se utilizan unas membranas solo permeable al gas, «no son al líquido», detalló, y cuando se desprende de las excretas del ganado pasa a través de la membrana «y lo atrapamos con una disolución ácida, y al final lo que hacemos es un fertilizante que se utiliza para cultivos», y así, simultáneamente evitan que se pierda a la atmósfera «y disminuye la concentración en el purín para que podamos aplicar más, y no tener el limitante», subrayó esta investigadora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos