La provincia se vuelca para lograr un perro de asistencia para Ainhoa

Un momento del festival celebrado en Peñaranda de Bracamonte. /AYTO PEÑARANDA
Un momento del festival celebrado en Peñaranda de Bracamonte. / AYTO PEÑARANDA

Además se han celebrado diversas actividades benéficas para conseguir los 12.000 euros que serían necesarios para ayudar a la pequeña que vive en Villaflores

ICALSALAMANCA

La solidaridad está mostrando su mejor cara en la provincia de Salamanca, donde la ciudadanía se está volcando con Ainhoa, una niña de siete años que padece una enfermedad rara llamada 'Síndrome de microdelección asociada con autismo e hiperactividad', y que necesita un perro de asistencia que le ayude en el día a día de su enfermedad. Lo que comenzó con una castañada en Villaflores, localidad donde reside Ainhoa con su familia, ha dado paso a numerosas actividades benéficas con las que se quieren recaudar fondos para recopilar los 12.000 euros necesarios para la financiación del animal.

Esas muestras de cariño «no paran» agradece Elisabeth Arribas, la madre de la pequeña, quien recuerda cómo unas amigas decidieron hacer una castañada a favor de Ainhoa en la que el Ayuntamiento de Villaflores fue el encargado del coste de las castañas. «La gente de los pueblos de alrededor se volcó», reconoce Elisabeth. Fue a partir de ese momento cuando «se empezó a mover todo» con la organización de muchas actividades que han vivido su máximo apogeo con motivo de las celebraciones navideñas.

El fin último es la adquisición de un perro de asistencia que ayudaría a Ainhoa a sobrellevar su enfermedad, en especial en un momento como el actual, que es considerado como «uno de los más difíciles» por la edad en la que se encuentra.

Aunque la enfermedad es «para toda la vida», se prevé que los próximos años, en los que la menor se acerca a la adolescencia, se podría producir un cambio hormonal «un poquito brusco» que sería más fácil de «sobrellevar» con la ayuda del animal. «Creo que vamos a conseguirlo», reconoció la madre de Ainhoa, quien explicó algunos de los beneficios que podría tener para la niña, como evitar que se tire a los coches o que le sirva para reducir los ataques de ansiedad. «Es una tranquilidad para nosotros», añadió Elisabeth, quien explicó a Ical que su estado de ánimo depende también del momento en el que esté la niña. «Cuando ella está bien, nosotros estamos bien», al tiempo que apostilló que las tardes son algunos de los momentos más difíciles.

Esta enfermedad se caracteriza por un amplio espectro de trastornos de neurodesarrollo, con o sin sutiles rasgos dismórficos. Su prevalencia es desconocida, habiéndose descrito cerca de 150 casos, incluido un subconjunto de familiares sanos de individuos afectados. El síndrome se manifiesta en la infancia o más adelante, y los pacientes presentan un retraso en el desarrollo, principalmente en la adquisición del lenguaje, un deterioro cognitivo en aproximadamente la mitad de los casos, y otros síntomas.

Ainhoa muestra alteraciones en la comunicación e interacción social, agravadas por el entorno en el que vive, ya que en Villaflores hay pocos medios y poca población infantil, lo que le causa dificultades a la hora de relacionarse y comprender conductas sociales. A través del perro de asistencia se quiere potenciar su autonomía mediante el aprendizaje de patrones de conducta que eviten autoagresiones y un control del sueño, que en la actualidad está desajustado.

El perro de asistencia conviviría con la niña en su domicilio y sería proporcionad por la Fundación Bocalán, una entidad sin ánimo de lucro de Madrid, cuya misión y objetivos se centran en el desarrollo de programas de terapia asistida con animales para la inclusión de personas con discapacidad. El coste del cachorro, los gastos veterinarios, la alimentación o el entrenamiento, entre otros elementos, requieren de una financiación que ronda los 12.000 euros.

Actividades

En la actualidad hay una treintena de huchas repartidas para la recaudación de fondos para Ainhoa. Aunque en un principio se pretendía contar con una única hucha y que esta fuera rotando, el tema «se desbordó» y ya son 30 las habilitadas, que se espera abrir en esta misma semana para hacer un primer recuento de la campaña.

A esta actividad solidaria se suman las que se han desarrollado durante las fechas navideñas como una chocolatada en Villoria, donde también han organizado iniciativas navideñas con este fin solidario; en Rágama o Zorita de la Frontera se organizaron bingos solidarios; en Campo de Peñaranda una actuación musical; en Villoruela, el coro popular de Las Villas ha ofrecido un concierto para recaudar dinero, igual que en Aldeaseca de la Frontera.

Macotera también se está volcando con Ainhoa, igual que Paradinas, que organizó una chocolatada, como también se hizo en Cantalapiedra, la localidad donde la menor asiste al colegio; y en Cantalpino también está previsto un festival solidario a finales de este mes de enero.

Peñaranda de Bracamonte, por su parte, celebró el festival navideño solidario 'Una sonrisa para Ainhoa'.