El programa combinado de páncreas-riñón suma 69 trasplantes desde su inicio

Una intervención quirúrgica, en el Complejo Asistencial de Salamanca. /LAYA
Una intervención quirúrgica, en el Complejo Asistencial de Salamanca. / LAYA

Ese es el registro según los últimos datos publicados por Sacyl, del tercer trimestre de 2018, a punto de cumplirse su primera década

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El primer trasplante de páncreas riñón, indicado para pacientes diabéticos con insuficiencia renal, se realizó en el Complejo Asistencial de Salamanca en febrero de 2009, es decir, en unos días se cumplirá la primera década de este programa que tan solo se realiza en la provincia. En 2013, fue declarado de referencia nacional por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Castilla y León dispone en Salamanca de un programa de trasplante de páncreas aislado, páncreas-riñón y páncreas después de riñón, que fue autorizado por la Comisión Regional de Trasplantes en el año 2008. Este designación suponía la aceptación de pacientes de cualquier Comunidad para este tipo de trasplante.

Según los últimos datos publicados por Sacyl de donación y trasplantes en Castilla y León, en concreto, del tercer trimestre de 2018, en Salamanca ya suman desde febrero de 2009 un total de 69 trasplantes de páncreas-riñón, aunque resaltan que entre julio y septiembre no se produjo ningún nuevo trasplante combinado de estos dos órganos. Al igual que en el programa de trasplantes renales de donante vivo, en el que tampoco se registró casos.

Sin embargo, en el primer semestre se habían acumulado ya un total de seis trasplantes de páncreas-riñón, cuatro entre enero y marzo, y dos en el segundo trimestre, y a falta de cerrar el último periodo del año del que se desconocen los datos.

En cuanto al trasplante renal, que se realizan en dos centros autorizados por la Consejería de Sanidad, uno de ellos es el Complejo Asistencial de Salamanca, en el tercer trimestre realizaron un total de 11, con un importante descenso en relación al periodo anterior, que alcanzaron los 23. Sin embargo, en los primeros nueve meses del año casi se alcanza la misma cifra registrada en 2017 de trasplantes de riñón, con 52 frente a los 54 de ese ejercicio. En cuanto a los donantes reales, se alcanzaron 24.