Provincia

El programa 'Canguros' fomentará la conciliación de la vida familiar y laboral en los pueblos

El acto congregó en la finca de Castro Enríquez a numerosas mujeres de asociaciones de toda la provincia salmantina./WORD
El acto congregó en la finca de Castro Enríquez a numerosas mujeres de asociaciones de toda la provincia salmantina. / WORD

La consejera de Familia anuncia la puesta en marcha de un programa durante el acto celebrado en Castro Enríquez por el Día de la Mujer Rural

B.J.L./ ICALSALAMANCA

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, avanzó ayer la intención de poner en marcha un programa piloto destinado a los pueblos más pequeños de Castilla y León, que denominarán 'Canguros', para favorecer la conciliación familiar y laboral de las mujeres del mundo rural. Así lo manifestó durante su participación en el acto homenaje para conmemorar el Día de la Mujer Rural, organizado por la Diputación de Salamanca, que tuvo lugar en la finca de Castro Enríquez, donde se congregaron más de 200 mujeres de toda la provincia.

Blanco también anunció que se pondrá en marcha un 'Plan de promoción integral de la mujer', de todas las edades, enfocado en especial para las mujeres del mundo rural y que de alguna manera «aglutine todos los programas y proyectos» destinados a este colectivo, como apuntó. Asimismo, reconoció «el papel y la labor por el mantenimiento de los proyectos de vida en el mundo rural» que realizan estas mujeres. Por ello, dijo que desde la Junta los proyectos destinados a ellas «son una prioridad». En ese sentido, se comprometió a «luchar por el emprendimiento y por líneas de ayuda» para estas mujeres, que «ponen en valor los pueblos».

La consejera declaró que se mantendrán los programas 'Crecemos' y 'Conciliamos', que a partir del año que viene «se pondrá en marcha en municipios de más de 3.000 habitantes».. Además, manifestó la importancia de estar al lado de estas personas para «escuchar sus experiencias y demandas».

También resaltó que desde su departamento se lleva a cabo un estudio específico que «permitirá identificar los ámbitos de actuación con un enfoque integral» y poder así coordinar todos los recursos disponibles. Destacó la importante labor que realizan las entidades locales para promover la igualdad de oportunidades y prevenir la violencia de género, a través del convenio firmado con la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León, un acuerdo por el que en 2018 se concedieron subvenciones a las diputaciones por 185.000 euros.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, reivindicó en este acto que «la mujer que vive en un pueblo pequeño está construyendo una sociedad todos los días», que calificó como «igualitaria», al servicio del bien común y que avanza en igualdad. Porque, como señaló, «ellas son la punta de lanza» para conseguir estos fines. Agradeció también al asociacionismo femenino de los municipios más pequeños «cómo han ido rompiendo barreras y moldes desde los años 70 y 80», además de permitir «permeabilizar que la mujer se incorporara a las corporaciones municipales».

Iglesias dijo que «se ha conseguido mucho», pero reiteró que «todavía hay mucho por hacer». En ese sentido, lanzó un mensaje de futuro para todas las mujeres jóvenes y apostó por «estar a su lado».