El principal sindicato de la Policía Local denuncia la «falta de respeto» del Equipo de Gobierno

Imagen de una de las protestas de los policías locales durante la celebración de un pleno en el Ayuntamiento. /LAYA
Imagen de una de las protestas de los policías locales durante la celebración de un pleno en el Ayuntamiento. / LAYA

Acusan a los responsables municipales de Salamanca de haber pospuesto la mesa negociadora en varias ocasiones

REDACCIÓN / WORDSalamanca

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de Salamanca, mayoritario en la Policía Local, ha denunciado a través de un comunicado la absoluta falta de respeto que está teniendo el Equipo de Gobierno con sus trabajadores.

Según señalan en este comunicado «por todos es conocido que la Policía Local de Salamanca lleva reivindicando desde hace más de dos años una mejora en sus condiciones laborales, en medios técnicos, así como una equiparación salarial justa acorde al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (mismo trabajo, mismo sueldo)». Sin embargo, aseguran que aún contando con la aprobación y reconocimiento del propio Concejal de Régimen Interior y del resto de grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Salamanca, «este acuerdo no llega a su fin por la falta de compromiso y seriedad del Equipo de Gobierno, el Partido Popular».

Además, denuncia que el día fijado para plasmar por escrito un acuerdo en Mesa Negociadora lleva dilatándose desde noviembre del año anterior, 2018, mes en el que estaba fijada una fecha para su ratificación. «Desde entonces cada mes nos dan largas con excusas. Solamente en el mes de abril la han fijado y pospuesto in extremis hasta en tres ocasiones. Resulta curioso que la última la cambiaron del 25 de abril (previo a las elecciones) al 3 de mayo y hoy mismo, nos vuelven a trasladar la fecha al día 7 de mayo», afirman en el texto.

Para el Sindicato Profesional de Policías Municipales de Salamanca «demuestran la falta de empatía con sus trabajadores a los que una y otra vez les faltan al respeto por intereses partidistas y electorales, anteponiendo su ritmo de campaña a un acuerdo que tranquilice los ánimos dentro de una plantilla de Policías crispada y abandonada, que siempre cumple con su trabajo hacia el ciudadano».

La Policía Local expresó su malestar por medio de movilizaciones ante la inacción del Equipo de Gobierno y ha mostrado un talante conciliador en tiempos revueltos, al cesar en sus protestas cuando se retomaron las negociaciones (tiempos que siempre marcó el concejal). «Estamos pasando de ser pacientes a sentirnos despreciados. Es tal el desplante que resulta hasta obsceno» concluyen en su comunicado.