Primer pleno de Diputación con José Francisco Bautista como no adscrito

La Corporación provincial arranca la legislatura con un pleno extraordinario organizativo de apenas 30 minutos. /MANUEL LAYA
La Corporación provincial arranca la legislatura con un pleno extraordinario organizativo de apenas 30 minutos. / MANUEL LAYA

La sesión extraordinaria aprueba la organización interna y las asignaciones correspondientes para esta legislatura

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

El salón de plenos de La Salina acogió ayer el primer pleno de esta legislatura -tras el de constitución de la Corporación que tuvo lugar en el patio la semana pasada- en el que se llevó a cabo la organización para los próximos cuatro años. Fue un pleno rápido, puesto que la mayoría de las cuestiones eran dación de cuenta de decretos de Presidencia, y contó tan sólo con intervenciones en dos de los puntos del día.

Así, se dio cuenta de la constitución de los distintos grupos, de la designación de sus portavoces (Carlos García por el PP, Fernando Rubio por el PSOE y Manuel Hernández por Cs) y de que José Francisco Bautista Méndez, hasta ahora perteneciente al Grupo Socialista, pasa a ser diputado no adscrito. Y se aprobó por unanimidad la celebración de los plenos ordinarios a las 12:00 horas del último jueves de cada mes, teniendo el presidente la facultad de adelantar o atrasar la convocatoria.

El cuarto punto era la creación y composición de las comisiones informativas, formadas por 13 miembros (siete del PP, cuatro del PSOE, uno de Cs y el diputado no adscrito), que tendrán lugar, como hasta ahora, los miércoles (tres de ellas) y los viernes (las otras cinco) con carácter semanal.

Fue en ese momento cuanto tuvo lugar las primeras intervenciones tras señalar José Francisco Bautista que sus «derechos individuales como diputado no están bien definidos», por lo que votaría en contra y se reservaba el derecho de impugnar dicho acuerdo en un futuro. Y pidió, respecto a esta cuestión y también a las indemnizaciones por asistencia a órganos colegiados -como no adscrito puede asistir a todas las comisiones informativas pero no puede percibir más indemnizaciones que las que le hubieran correspondido de haber permanecido en su grupo de procedencia-, que los Servicios Jurídicos de la Diputación estudien a fondo esta cuestión.

Fue Javier Iglesias quien le contestó y señaló que «este tema se escapa de las decisiones políticas y estamos supeditados a la ley. Existe un informe del secretario y como presidente estoy obligado al cumplimiento de la ley». No obstante, añadió a que están «abiertos a que no haya ningún problema, ni sospecha, ni sombra sobre las decisiones a tomar de acuerdo a la ley vigente». Por último, apostilló no tener «inconveniente de que se haga un estudio más amplio y comparativo para que se cumpla la ley y como no adscrito esté donde la ley le coloque. Estamos encantados de que pueda disponer de todos los medios materiales y disponibilidad de información de acuerdo a lo que se indique por los técnicos de la casa y usted está en su derecho de hacer lo que estime oportuno».

Bautista, por su parte, agradeció al presidente «el tono y la implicación y el decir las conversaciones que habían tenido en dicho sentido, así como las facilidades y cordialidad» y pidió tres cosas: los derechos individuales que pueda tener, «no menores que los demás»; el derecho a indemnización por gastos en el ejercicio de su labor; y la parte variable asignada a los diputados por pertenecer a un grupo. Además, recordó que ésta es «una situación nueva para todos y entiendo las dificultades que pueda tener, pero no puedo dejar pasar los derechos que me corresponden como diputado, sobre todo por la gente que en su momento confió en mí».

De esta forma, dicho punto se aprobó con los votos a favor de Cs, PSOE y PP y en contra del diputado no adscrito.

La creación y composición de la mesa de contratación se aprobó por unanimidad; mientras que la propuesta de nombramiento de representantes de la Corporación en órganos colegiados, también aprobada con los votos a favor de PP y Cs, contó con la abstención del PSOE al considerar, según el portavoz, que «es una cuestión técnica que compete a presidencia», y del diputado no adscrito.

Misma votación (15 votos a favor de PP y Cs y 10 abstenciones de PSOE y no adscrito) recibieron los puntos de retribuciones a los miembros de la Corporación con dedicación exclusiva y personal eventual; y la delegación de competencias en el presidente y en la junta de gobierno.

Las intervenciones volvieron con la propuesta sobre indemnizaciones por asistencia a plenos, junta de gobierno y comisiones; punto en el que el portavoz del PSOE, Fernando Rubio, señaló que el primer pleno de la legislatura no debería ser para tratar cuestiones internas sino «medidas a favor de la provincia, propuestas relativas a la despoblación». A lo que el portavoz del PP, Carlos García, contestó que se trataba «del pleno de organización que manda la ley» para regular dichas cuestiones y que ya «habrá tiempo» y otros plenos para tratar el resto de temas. Fernando Rubio volvió a tomar la palabra para explicar el voto en contra de su partido por el aumento de las retribuciones y Carlos García le contestó que es «un ejercicio de justicia». Por lo tanto, el punto se aprobó con los votos a favor de Cs y PP (15) y en contra de PSOE y no adscrito (10) .

Tras esta cuestión, el resto de puntos fueron dación de cuentas de decretos de Presidencia, por lo que no necesitaron votación, referentes a los nombramientos de personal eventual, a las delegaciones de competencias en los diputados del PP, de nombramiento de vicepresidentes, del régimen de dedicaciones exclusivas y del nombramientos de los diputados que formarán parte de la junta de gobierno, cuyas sesiones ordinarias tendrán lugar todos los miércoles.