El presidente de la AVT pide «firmeza» frente al terrorismo

El presidente de la AVT, Alfonso Sánchez Rodrigo, en el centro. /EFE
El presidente de la AVT, Alfonso Sánchez Rodrigo, en el centro. / EFE

Alfonso Sánchez Rodrigo cree que la banda ETA debería de reconocer el daño causado «y pedir perdón a las víctimas y a sus familias»

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Alfonso Sánchez Rodrigo, pidió ayer «firmeza» al Gobierno de España frente al terrorismo, y a la banda terrorista ETA que «se disuelvan, entreguen las armas, colaboren con la Justicia, reconozcan el daño causado y pidan perdón a las víctimas y sus familias».

Para Sánchez, deben ser los propios miembros de la banda terrorista quienes «entreguen las armas, que no se las tenga que quitar la Guardia Civil, que se las va a quitar, y que no utilicen atajos para buscar su libertad». Y es que para el presidente de la AVT «en España no ha habido presos políticos, sino delincuentes que han cometido graves delitos», informó Ical.

«No pedimos que los fusilen, ni que les tengan encarcelados perpetuamente, sino que cumplan íntegras sus condenas, ni un día más ni un día menos». Y a las formaciones políticas «que les han arropado y jaleado durante años», les emplazó a que «reconozcan que la única vulneración de Derechos Humanos, la principal causa, ha sido ETA».

«El final de ETA está más cerca, pero todavía existe la organización, no se ha disuelto»

«Si los familiares tienen que recorrer 2.000 kilómetros para ir a ver a un preso de San Sebastián a Huelva, que sepan que hay muchas familias que tienen que hacer el mismo recorrido para visitar una tumba», continuó Sánchez, para quien «no sirven tantos Derechos Humanos si no se reconoce que los principales vulneradores fueron ellos y las formaciones políticas que los han tapado».

En cuanto a la prisión permanente revisable, Sánchez Rodrigo consideró que «hay que analizar primero lo que es», y recordó que «se creó para que determinados delitos se puedan revisar a partir de los 25 años como cumplimiento mínimo».

El Código Penal

Sin embargo, analizó que «para algunos delitos de terrorismo, donde hay más de un asesinato, el Código Penal puede condenarlos a 40 años y cumplir no menos de 34», por lo que «al final, la pena es mayor aplicando el Código Penal sin la prisión permanente revisable». Por todo ello, consideró que esta última es «buena para ciertos delitos», pero que para otros «sale a cuenta aplicar el Código Penal sin la prisión permanente revisable».

En cualquier caso, Sánchez se mostró «a favor de todo lo que sea castigar al delincuente y proteger a la víctima de terrorismo o de cualquier otro delito» y, en ese sentido, defendió que «en España, la dispersión ha funcionado y estaremos de acuerdo con la legalidad». Por ello, reiteró su petición de «firmeza» al Gobierno «para aplicar el Código Penal, el reglamento penitenciario y que las instituciones estén firmes contra los terroristas y a favor de las víctimas».

Sánchez Rodrigo realizó estas declaraciones en Salamanca, minutos antes de participar en una mesa redonda sobre terrorismo en la II Semana de Formación ‘Enseñar educando’ del Colegio San Agustín, y en la que también tomó parte la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Sonia Ramos, quien señaló esta acción dentro de los proyectos impulsados por el Gobierno para «llevar a las víctimas a los colegios con su testimonio».

Ramos consideró que el final de ETA «está más cerca, pero todavía existe la organización, no se ha disuelto», por lo que llamó a continuar «la lucha combinando el trabajo policial con esa otra lucha que es el relato, la memoria de las víctimas, a las que se lo debemos toda la sociedad española para que a los jóvenes no les puedan contar una historia que no ha sucedido, y vean cual es la consecuencia del uso de la violencia terrorista y no se repita».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos