«Estoy más preocupado por las novatadas que por el resultado de las elecciones»

Novatadas en la calle Especias, en el centro de Salamanca. /LAYA
Novatadas en la calle Especias, en el centro de Salamanca. / LAYA

El rector avisa de que se están desoyendo las advertencias y recuerda que los implicados se pueden enfrentar a expedientes disciplinarios

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, aseguró ayer que está «más preocupado porque cesen las novatadas que por el resultado de las elecciones» generales, cuya repetición está programada para el próximo 10 de noviembre tras no haberse alcanzado un acuerdo de gobierno entre las formaciones representadas en el Parlamento.

Para Rivero, «ni las instituciones ni los países pueden interrumpir su actividad como consecuencia de estos procesos complejos», en referencia a los comicios, llegando a afirmar que está «más preocupado porque cesen las novatadas, por el bienestar de los estudiantes de nuevo ingreso, porque el despliegue de las titulaciones sea el adecuado y porque el servicio público de la universidad se preste adecuadamente, que por lo que ocurra en Madrid».

En ese sentido, y en referencia directa a las novatadas, Rivero aseguró que ya han advertido «a alguna residencia para que no tolere estas prácticas» y señaló que la Universidad de Salamanca «seguirá colaborando con la Policía Local» para acabar con las mismas, llegando a «pedir la identificación de los estudiantes que hayan participado en estos casos para abrir expedientes disciplinarios», recoge Ical.

Consecuencias

«Se están desoyendo las advertencias de que es una conducta no tolerada», sentenció Rivero tras los últimos casos acontecidos en las inmediaciones del campus universitario Miguel de Unamuno, por lo que afirmó que «si alguien piensa que es solo una campaña de publicidad, está equivocado». Y es que, tal y como reiteró Rivero, si las autoridades universitarias identifican «una conducta de un estudiante que está cometiendo actos degradantes sobre otro, lo vamos a identificar y abrir un expediente».

El alcalde coincide en que «todos deben emplearse a fondo» contra las novatadas

En cualquier caso, aseguró que en los próximos días el equipo rectoral tiene previsto «una ronda de reuniones con las delegaciones de estudiantes de los distintos centros para compartir información y percepciones sobre estas malas prácticas» y reiteró su preocupación porque «todavía haya personas en la comunidad universitaria que trivializan estos actos degradantes». «Pero nosotros no», concluyó.

Por otra parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, mostró ayer su acuerdo con el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, en que «todos» deben «emplearse a fondo» para acabar con las novatadas, en relación a la implicación de servicios municipales como la Policía Local para identificar a los autores de estos actos.

En opinión de Carbayo, el objetivo es «evitar que pueda producirse algún acontecimiento indeseable como consecuencia de las novatadas», y se mostró partidario de buscar «fórmulas para lograr que los alumnos que se incorporen a nuestras universidades traben amistades y relaciones amistosas entre ellos sin hacerlo con novatadas, que deben descartarse».