La Policía refuerza los controles contra la trata de seres humanos y el tráfico de drogas en la frontera

Controles policiales en la frontera con Portugal./WORD
Controles policiales en la frontera con Portugal. / WORD

Los agentes han identificado a tres mujeres en situación irregular y que podrían estar vinculadas con la trata

REDACCIÓN / WORD

Agentes de la Policía Nacional inspeccionaron el pasado martes los vehículos que cruzaron la frontera de Fuentes de Oñoro para detectar cruces irregulares de viajeros y luchar contra la delincuencia transfronteriza, incluyendo la amenaza terrorista. Dichas inspecciones se realizan durante todo el año, pero en este periodo estival en el que el número de transeúntes aumenta considerablemente, éstas se incrementan.

Como resultado de los controles, la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional detectó varias sustancias estupefacientes en los vehículos y en autobuses que circulaban hacia nuestro país, por lo que se extendieron diversas actas de infracción administrativa por posesión de droga, en colaboración con efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción de la Comisaría Provincial de Salamanca.

Clubes de alterne

Los especialistas policiales en la lucha contra la explotación sexual de mujeres centran sus investigaciones en las organizaciones y grupos dedicados a la explotación sexual de mujeres de distintas nacionalidades.

Así, se realizaron inspecciones en cuatro locales con el apoyo de Inspección de Trabajo, realizando entrevistas de forma individualizada a las mujeres que se encontraban en los clubes. Se identificaron tres mujeres cuya situación irregular en nuestro país pudiera ser objetivo de las organizaciones dedicadas a la trata y explotación sexual.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en el 2013 y que motivó la activación de la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.