El pleno del Ayuntamiento aprobará mañana la colocación de señales turísticas en el centro

José Luis Mateos y Álvaro Antolín./WORD
José Luis Mateos y Álvaro Antolín. / WORD

El Grupo Socialista impulsa una medida que contará con el apoyo unánime de todos los concejales

D. B. P. / WORD

El pleno municipal del Ayuntamiento de Salamanca aprobará mañana una moción conjunta, impulsada por el Grupo Socialista, para dotar a Salamanca de señalizaciones turísticas en el centro. Su portavoz, José Luis Mateos, ha explicado que el resto de grupos están de acuerdo con la idea y que por eso se planteará una moción conjunta que será aprobada por unanimidad. Señalizar el centro mejoraría la «accesibilidad» de los monumentos y facilitaría el descubrimiento de rincones de la ciudad habitualmente desconocidos para el turismo. Córdoba o Segovia son dos Ciudades Patrimonio que podrían servir de ejemplo a Salamanca, afirman en el Grupo Socialista.

Mateos y el concejal socialista Álvaro Antolín han explicado que la idea «nace de la necesidad» de que Salamanca se dote con este tipo de señales orientativas y de los «incumplimientos» del equipo de gobierno en esta materia. Los socialistas han recordado que la idea de los carteles turísticos nació en 2010 y se retomó en 2013 para ser olvidada hasta el día de hoy. «Ya no hay que esperar más», añadieron, porque Salamanca recibe al día a cientos de visitantes y el equipo de Gobierno ha de ponérselo fácil.

El acuerdo obligará al Ayuntamiento a dedicar fondos del presupuesto de 2020 a la redacción del proyecto de señalización. La Junta de Castilla y León planteó «bastantes observaciones técnicas» al plan de 2010, por lo que no está nada claro que pueda aprovecharse parte de aquel trabajo. En cualquier caso, una vez elaborado el texto definitivo se decidirá cuántas señales hacen falta, dónde se colocarán y qué modelo de señal se elegirá.

La decisión no es sencilla. Los carteles pueden indicar la ubicación del edificio, su nombre, su historia... Mateos opina que cuanta más información incluyan, mejor, pero como «la historia no cabe en una señal», cree que deberían aprovechar las posibilidades de las nuevas tecnologías y usar códigos QR o similares para «complementar» a las señales.

A día de hoy hay decenas de señales de hoteles, aparcamientos o direcciones de entrada y salida de la ciudad, pero no de monumentos concretos del centro.