La Peña de Festejos y Santi 'Catarro', matanceros de la Fiesta de la Matanza en Villanueva del Conde

Las cuatro personas nombradas como matanceros de honor durante la subasta de las piezas del cerdo./MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ
Las cuatro personas nombradas como matanceros de honor durante la subasta de las piezas del cerdo. / MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ

El dinero recaudado durante la subasta de las piezas del cerdo se destinará a los eventos que se realicen durante 2019

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

Villanueva del Conde celebró ayer su Fiesta de la Matanza Tradicional dentro del ciclo de la Diputación de Salamanca. La lluvia no fue impedimento para que vecinos y visitantes participaran en esta celebración, que se inició con el chamuscado y despiece del cerdo.

A continuación, y aunque llovía, llegaron las degustaciones de hígado y riñones, como aperitivo, y más tarde, uno de los momentos más esperados de la mañana: el nombramiento del matancero de honor que, en esta ocasión, fueron varias personas, ya que por un lado se nombró a la comisión de la Peña de Festejos, entregando la chapela con el nombre de Villanueva del Conde a tres jóvenes en representación del resto; y por otro, a Santi 'Catarro', que también recibió la chapela.

Y fueron precisamente ellos, los matanceros de honor, los que llevaron a cabo la subasta de las diferentes piezas del cerdo con la ayuda del animador de la matanza contratado por la Diputación. Una subasta que se inició con un lote que estaba compuesto por rabo, orejas, patas y lengua, que salió por 15 euros y quedó desierto, como también la cabeza, que aunque incluía la sesos, la jeta y las carrilleras y salió a un precio de 5 euros, nadie quiso. A partir de ahí se fueron subastando el resto de piezas, como la cinta que salió a 6 euros y se la llevaron por 7, o las barbás o papadas que ambas salieron a 5 euros y se ofreció por ellas 10 euros por la primera y 7 euros por la otra. Los precios fueron aumentando en el momento que se comenzó con los solomillos, que salieron a 25 euros y llegaron a costar 32; mientras por un lomo se pagó hasta 70 euros. Uno a uno y con la puja en alta voz se fueron subastando todos los productos; destinándose la recaudación obtenida a la Peña de Festejos para los eventos que se realizarán durante todo 2019.

Como no dejaba de llover, los actos tuvieron que trasladarse desde El Solano, donde se habían hecho todo el tiempo, a las antiguas escuelas, donde fue la comida, en la que los asistentes pudieron degustar las típicas patatas meneás con tocino y chichas de chorizo y salchichón y postre. El buen ambiente no faltó durante la sobremesa, ni tampoco las conversaciones sobre las antiguas matanzas familiares, que han dado paso a las actuales pero convertidas en fiestas, como la que tuvo lugar ayer en Villanueva del Conde, en la que varias personas no dudaron en ataviarse como se hacía antaño, con las sayas de las abuelas o bisabuelas para dar más autenticidad a una costumbre convertida en fiesta pero que antaño suponía el sustento durante meses para muchas familias.

Por la noche continuó la fiesta de la matanza, ya que los vecinos y numerosas personas llegadas de otras localidades disfrutaron con el baile tradicional amenizada por el Trío Musical Ébano.

 

Fotos

Vídeos