La CHD ordena la demolición en seis meses del parque de maquinaria en Huerta Otea

Imagen del parque de maquinaria municipal en Huerta Otea./WORD
Imagen del parque de maquinaria municipal en Huerta Otea. / WORD

La Confederación toma la decisión, según informa Equo, tras el ultimatum de diez días que le dio el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

FI-Los Verdes de Salamanca (EQUO) dentro del procedimiento judicial que tiene entablado para hacer cumplir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), de 1 de junio de 2015 -declaró nula la autorización otorgada al Ayuntamiento de Salamanca por el expresidente de la CHD para la construcción de un parque de maquinaria de la empresa concesionaria del servicio municipal de basuras F.C.C.-, tuvo ayer conocimiento de la resolución denegatoria de la presidencia de la CHD, de fecha 9 de octubre, dictada tras el último requerimiento del TSJ dándole 10 días de plazo para tomar una decisión definitiva, tal y como informa en un comunicado.

En los 17 folios de la resolución denegatoria, señala Equo, se hace un pormenorizado estudio de los antecedentes de este conflicto, que se inició cuando el Ayuntamiento ordenó a FCC la construcción de dicho parque de maquinaria en los terrenos de la antigua depuradora municipal junto al río Tormes, sin contar con la preceptiva autorización de la CHD. Esto le supuso una sanción de 60000 euros al Ayuntamiento y una paralización de su construcción, «de la que el Ayuntamiento hizo caso omiso».

Cuando llegó José Valín a la presidencia de la CHD «le otorgó directamente la autorización», que fue recurrida por Los Verdes (EQUO) ante los Tribunales, obteniendo la sentencia de nulidad que «lleva más de 4 años en proceso de ejecución».

Para evitar esa ejecución, el entonces alcalde, Fernández Mañueco, volvió a solicitar una nueva autorización a la CHD, consiguiendo que paralizara la ejecución. «En este contexto y tras numerosas maniobras dilatorias es en el que se produjo el ultimátum de la Sala de Valladolid del TSJ y en el finalmente se ha producido la resolución denegatoria».

Tras la resolución, EQUO insta a la presidenta de la CHD a hacerla cumplir «inmediatamente», recordándole «la ejecutividad de las resoluciones administrativas, que una eventual suspensión de la orden de cese de actividad y demolición ha de ser expresa» y que EQUO «le exigiremos responsabilidades» si no se pusiera «la debida diligencia en hacer cumplir la resolución, que esperamos sea ratificada en breves fechas por el TSJ».