Once detenidos en una operación de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas en Salamanca

Un furgon de la Guardia Civil en el centro de la ciudad./LAYA
Un furgon de la Guardia Civil en el centro de la ciudad. / LAYA

Los agentes se han incautado de 73 kilos de cannabis, varias armas de fuego y «abundante munición»

REDACCIÓN / WORD

Agentes de la Guardia Civil han detenido a once personas relacionadas con el tráfico de drogas, dentro de una operación en la que también incautaron 73.320 gramos de cannabis preparados para la venta y distintas armas de fuego, como rifles y pistolas.

A través del Equipo de Delincuencia Organizada (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, le operación 'Madar' ha permitido la detención ya de ocho hombres y tres mujeres, sin que se descarten nuevas investigaciones, pues la investigación continúa abierta.

En concreto, los detenidos, ya puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Salamanca, son O.S.H. de 30 años; F.S.G. de 47 años; M.L.M.Z. de 75 años; M.A.A.M. de 49 años; J.F.A.M. de 47 años; M.M.R. de 27 años; A.S.G. de 23 años; J.S.G. de 28 años; M.S.G. de 26 años; T.A.B. de 25 años y S.R.M. de 26 años.

En esta misma operación, además de los 73 kilogramos de cannabis y de distinta maquinaria para su procesado y venta, la Comandancia ha incautado un rifle con mira telescópica, tres pistolas calibre nueve milímetros Parabellum, un rifle negro y «abundante munición».

Según fuentes del Instituto Armado, los agentes tuvieron inicialmente constancia de que «varios individuos residentes en Salamanca y conocidos por poseer diversos antecedentes por delitos similares pudieran estar dedicándose al tráfico de drogas, haciendo de esta actividad su único medio de vida».

Por este motivo, y tras obtener información de una posible transacción por parte de varios de los investigados, la Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia, que permitió después acreditar el delito investigado y el posible lugar de ocultación de la droga, concretamente en una vivienda propiedad de la madre de uno de los implicados y que él utilizaba como «domicilio de verano».

Así pues, el 30 de octubre, el operativo de la Benemérita pidió auto de entrada y registro de la vivienda y, apoyado por personal uniformado de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, procedió a la detención de dos personas y a la intervención de 7.460 euros que portaba uno de ellos, además de hallar en su interior 73.320 gramos de cogollos de cannabis sativa, ya procesados y dispuestos para su consumo «en bolsas herméticas cerradas al vacío que camuflaban con prendas de vestir para posteriormente ser transportadas».

Además de la droga, intervinieron todos los útiles necesarios para su manipulación y envasado, tales como una balanza de pesaje o bolsas al vacío, y les llamó la atención que toda esa droga había sido llevada al chalet ya procesada -separados los cogollos del resto de la planta, secados previamente y «envasados en algún otro lugar»-.

Así, los agentes descubrieron que durante los meses previos habían utilizado una finca rústica en el término municipal de Valdelosa (Salamanca), donde, en el registro, encontraron una máquina eléctrica y una máquina manual, ambas para el «pelado» de la planta cannabis sativa.

Asimismo, en otro registro en una vivienda de los implicados, incautaron un rifle con mira telescópica, tres pistolas calibre nueve milímetros Parabellum, un rifle negro y «abundante munición para las mismas».

 

Fotos

Vídeos