Numerosas personas se dan cita en los actos en honor a los Santos Mártires en Villanueva del Conde

La cruz o los paleos no faltaron un año más en el ofertorio a San Sebastián, ayer en Villanueva del Conde. /M.J. GUTIÉRREZ
La cruz o los paleos no faltaron un año más en el ofertorio a San Sebastián, ayer en Villanueva del Conde. / M.J. GUTIÉRREZ

El ofertorio, en el que no faltaron los bailes tradicionales, fue uno de los actos centrales en la mañana de ayer

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDVILLANUEVA DEL CONDE

Los vecinos de Villanueva del Conde celebraron ayer el día grande de sus fiestas patronales en honor a los Santos Mártires, San Fabián y San Sebastián, y lo hicieron con los actos religiosos, como no podía ser de otra forma.

Así, vecinos y calles se engalanaron para la eucaristía, en primer lugar, que daría paso a la procesión con la imagen de San Sebastián desde la iglesia -a cuya puerta las mujeres entonaron una canción al patrón- hasta el frontón, donde como cada año se llevó a cabo el ofertorio.

Un acto que se inició con los fieles realizando una larga fila para besar la reliquia del patrón y entregar sus donativos a la imagen antes de que el grupo folclórico local, formado este año por 16 chicas y un chico que actuaba como el bobo de la danza, comenzara con su exhibición de bailes.

La cruz, con la participación de todos los componentes del grupo, dio paso a los paleos, que se realizaron en dos grupos, primero ocho de las chicas y después las ocho restantes. No faltó en esta exhibición el baile del ramo o del cordón, con la participación de parte de ellas. Danzas todas ellas que fueron muy aplaudidas por el público asistente que se colocó a los cuatro lados del frontón bien de pie, o sentados en la terraza del fondo o en el suelo, como hicieron los niños más pequeños, todos para ocupar un buen sitio para seguir el desarrollo de las danzas. Y junto al patrón, los miembros de la Corporación con el alcalde, Javier García Hidalgo, a la cabeza y portando la vara de la mayordomía, ya que este año esta fiesta no contaba con mayordomos, pero sí los tendrá el próximo año, que serán la quinta que nació en 1970 y que cumplirán a lo largo de 2020 los 50 años de edad.

Además, también participó en la procesión y en el ofertorio el pregonero, quien tras abrir las fiestas en la tarde del lunes permaneció en Villanueva del Conde para participar también en los actos religiosos, que finalizaron con la procesión de vuelta con la imagen hasta la iglesia parroquial.

La tarde fue para la magia, con un espectáculo del mago Patxi; y la noche para la verbena con Cañón.

Hoy se celebrará el Día del Toro, uno de los de mayor tradición en Villanueva y más participación.